Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

martes, 16 de mayo de 2017

Última Mirada:



Apareciste entre gotas de agua que recorrían todo tu cuerpo, estabas empapado pero parecía no importarte en absoluto, era como si estuvieras falto de sentimiento, como si nada tuviese importancia para ti. Tu mente estaba colapsada de cualquier pensamiento antinatural que pudiera embaucarte y yo tan solo estaba al otro lado de la calle, esperando a que te acercaras a mí lo suficiente como para poder intercambiar esas palabras que hacía tiempo nos habíamos dicho y que ahora éramos incapaces de mantener. La distancia era nuestra aliada, estábamos tan enfadados el uno con el otro sobre cosas que ni recuerdo que no nos percatamos de nuestros errores pasados.


Tus andares eran pesados, como si no hubieras descansado en días, tal vez en semanas. Tu semblante me dio las pistas indicadas para suponer que seguías dolido por nosotros, por el hecho de querer y no poder, por volver atrás en el tiempo y enmendar aquello que no pudo ser, para corregir nuestros errores, para empezar de cero... Aunque quizá, me precipité al pensarlo o quizá, a desearlo; tenías la mirada fija en mí, tus ojos puestos en los míos con tal fijeza que empezaba a temblar, a preguntarme si realmente me echabas de menos o venías a algo más que a verme echa pedazos.

Había estado perdida durante todo este tiempo, jamás lo había estado tanto. Había dejado mi vida al azar, en un abismo interminable de soledad, aquella que tu anhelabas ocupar y hacer desaparecer de mi vida, aquella en la que querías construir mil realidades, pero en la que construiste una infidelidad y varios malentendidos que todavía no he sido capaz de comprender. Aún así, seguía echándote en falta en aquella casa absorta en silencio, embaucada por un dolor tenso e inimaginable de desesperación que no lograba romper barreras, sino crear nuevas en mi interior. Llegué a pensar si realmente fui yo la que me equivoqué pero, tras esa noche, encontré la respuesta a esa pregunta.

Tus ojos castaños estaban más cerca que nunca, penetrantes, tal y como los recordaba. Tenías una sonrisa que me provecaba temor, pero tus labios seguían acallados. Tu cuerpo esbelto y tus facciones empezaban a chivarme por qué estaba justo delante de ti, por qué me habías pedido venir y por qué tenías tantas ansias por estar a mi lado otra vez, expresándolo con esa voz tan entrecortada al otro lado del teléfono... Algo atravesó mi pecho. algo afilado que hizo que la sangre saliera a borbotenes de mi interior, pero eso no era lo peor de todo, eso no fue lo que me hizo pensar en que volví a equivocarme, sino el hecho de que me habías dejado deshecha por completo, perdida en la oscuridad intentando comprender qué había ocurrido en tu mente para que llegaras a tal extremo, sin poder responder a ello porque estaba agonizando tan intensamente que todo se nubló a mi alrededor, tan solo viendo una última imagen, la última que vería en esta vida llena de errores cometidos en un amor envejecido y quebradizo: tu sonrisa, esos labios que ocupaban toda tu cara de satisfacción, a pesar de mi agonía y desesperación por seguir viviendo, por seguir queriéndote tal y como lo hice. 


Espero que os haya gustado, lectores. Hecho con todo el cariño y aportando un granito de arena. Un beso y un abrazo.


Podéis visitar mis blogs, sois bienvenidos:





6 comentarios:

  1. Maravillosa entrada encantadoras letras bienvenida a bloger House feliz semana saludos cordiales gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, la he escrito con mucho cariño.

      Muchas gracias por la cálida bienvenida y por comentarme. Feliz semana a ti también, Isidro. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Laura...Entras por la puerta grande...Con un escrito muy bello lleno de intensidad...Me hace mucha ilusión tu llegada pues así podré leerte con mayor frecuencia...Te felicito,muy buena letra,me gustan las letras que tocan el corazón y las venas y así escribes tú...Llena de intensidad...Es un orgullo recibirte en nuestra casa...Bienvenida a la familia Blogger House,besitos miles hermosa...!!!
    🌾🌺🌻🌹🌷

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! Me alegro que te haya gustado, lo he hecho con todo el cariño del que he sido capaz, como siempre. Iniciar aquí ha sido algo que he tenido pendiente y ahora he visto el momento para colaborar en esta comunidad, así que, muchas gracias por esta cálida bienvenida.

      Un besín.

      Eliminar
  3. Greetings, Laura, and welcome to Blogger House! I read your entry three times and the more I read, the more I found that the words tell about half of the story.

    In your choice of words and how you placed them and grouped them I found something to feel. I felt the speaker's confusion and fear, fear of failure. It was different for me to feel more than I read. Thank you so much for sharing your skill and yourself. Kisses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Paula. Intento escribir desde el corazón, para que pueda llegar a personas como tú que aprecias mis palabras. Me alegro de que te haya gustado, traeré muchos más.

      Un besazo.

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: