Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 9 de enero de 2017

Mensaje en un bote de papilla


Hay un hombre sentado en la playa, a orillas de un mar salpicado por la brisa vespertina. En un principio, esperaba pasar una tarde aburrida viendo faenar desde lejos a las lanchas pesqueras en la pleamar. En medio de todo, allí donde su conciencia se expande al Universo, no duda en rendirle cuentas al pasado. Un pasado triste, irrelevante en su trascendencia. 


No tiene pareja, ni hijos, ni siquiera mascota. Su único lujo, poder disponer de un puesto en la administración de Justicia tras haber aprobado hace veinte años las oposiciones, consolidadas a base de intermediar con la rutina y con los regularizados exámenes de promoción interna que le han permitido ir subiendo de categoría laboral. Nada que no haya estado meticulosamente planificado. 

El es un hombre impávido, un funcionario anónimo y anodido con serias aspiraciones en la vida que poco a poco se han ido apagando. Vive voluntariamente de alquiler y está acostumbrado a no llamar demasiado la atención. En absoluto le importa haber alcanzado el estoicismo. Desde que su mujer y su niño murieron en un accidente de aviación, muy cerca de estas costas, hará cosa de diez años, no piensa en otra cosa que no sea trabajar y dedicar el tiempo libre a cursar la carrera de Biblioteconomía y Documentación.

Esta tarde la marea está alta. Por eso las embarcaciones no han salido ya que el oleaje es bastante fuerte y el viento sopla recio.

Sin embargo, dentro de este contexto más o menos habitual, no tardará en producirse un hecho formidable. Un objeto se acerca desde la distancia empujado por las olas. A medida que va aproximándose sus formas se vuelven más nítidas, hasta que por fin llega el momento de su identificación. Se trata de una tarrina de cristal con un papel dentro enrollado. 

-Pero si es un potito para niños de la marca Bledine con un mensaje en su interior -exclama en voz alta un tanto descolocado.

Con destreza aunque con un ligero temblor, los dedos de sus manos consiguen acceder al papel sin romper el envase. Cuando lo despliega lee el escueto contenido. Los caracteres de escritura se encuentran algo emborronados pero la lectura resulta lo suficientemente legible.

"Estamos atrapados en este islote. No sabemos nada del lugar ni de las coordenadas para un rescate. Cajas, enseres y algunos restos del avión se mantienen por el momento a flote. Podremos aguantar poco tiempo. Se acerca otra tormenta. 26 de junio de 2007. SOS"

Nuestro funcionario se queda pensativo unos instantes. No está seguro de si lo que acaba de conocer se corresponde con una broma de mal gusto o fue en su momento una muestra de la elocuencia del instinto de supervivencia. Si bien, cambia de actitud al percatarse de que hay otro elemento agarrado al fondo del botecito. Cuando lo desincrusta reconoce, a pesar de la negritud de su superficie oxidada, que se trata de un medallín que perteneció a un bebé. Tras unos instantes de confusión su cara se transforma en un rictus de desolación.

Como respuesta, el hombre impasible, el escéptico impenitente, aquél que dejó de creer hace años en los sucesos importantes, lanza de nuevo el bote con su mensaje a la mar.  

Transcurren los segundos, los minutos, quizá las horas. Apenas se escucha nada. Solo el rumor de las olas y la respiración entrecortada de quien llora en silencio.

4 comentarios:

  1. Interesting story about detachment from the world and having much skepticism. Nicely done, Marisa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Paula,
      Yes it is. You have perfectly grasped the meaning of the story, that is precisely what I wanted to express. Although the message of the boat can not be considered as directly related to the protagonist, at last his skeptical and individualistic character, which denotes a detachment towards the natural illusion of life, makes him practically detached from the drama, his own and that which Seems to involve the message found. It cries inside but does not express anything. Maybe he was hurt just because he does not know how to transform his own reality and improve the future that awaits him. In him everything is deterministic, there is no hope or new surprise. He was defeated a long time ago.
      Thank you very much for your fidelity and for your accurate contribution.
      A kiss

      Eliminar
  2. Ya extrañaba leerte Amantísima Marisa...Bella,triste y profunda historia,con ese toque tuyo de letras que se envuelven en la piel...Ése momento en que se deben rendir cuentas y que por supuesto,el pasado pesa...Gracias por compartir hermosa,besitos y un gran abrazo...!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa entrada llena de encanto gracias por traer estas maravillosas letras gracias Marisa 🌺🌺🌺🌺🌺

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: