Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

jueves, 5 de enero de 2017

Libertad privada


Hola lectores, 

Nunca tuvo el poder de influir en ella, no obstante, aclamaba su atención, le buscaba para que sus actos tuvieran algún sentido. Con el tiempo comprendió que aunque llevaba sus apellidos, jamás seria sangre de su sangre, no sería su hijita. 

La ausencia de padre en su vida, era notable y cuanto más insistía en la búsqueda de aquel amor, más se alejaba de su camino en la vida, o por lo menos, del camino que su madre quería que siguiera. 
Mamá tenía la obligación de cuidar de ella, de guiarla por el sendero de la vida pero no de controlar todo aquello con lo que quería romper. 

Al cumplir los diez y siete, su habitación fue substituida por encuentros con chicos en discotecas con los cuales mamá no quisiera que su chiquilla se encontrase. Un falso amor, dará con el inicio de sus numerosos encuentros con chicos que lo único que querrán será desahogarse con ella, jamás la valorarán, la exigirán ser delgada, tener conversación, ser simpática, no estar callada pero sobretodo, verse para consumar con el infructuoso deseo de que alguno de aquellos chicos se fijara en ella. 


Daba igual cuanto adelgazara, la timidez hacia alejar a los chicos que buscaban supuestamente, una chica con la que poder hablar. 

A partir de ahí su madre empezó a preguntarse por las marchas de su ya no tan pequeña hija y su insistencia en salir a bailar todos los fines de semana.
 Volver al día siguiente, volver a la madrugada o volver cuando el sol está en lo más alto, era de lo más normal. Quizás no fuera lo que debiera hacer, pero era joven y teniendo en cuenta que su madre siempre le exigió no salir, estar siempre a las ocho en casa y debido a la libertad que se le había privado desde tan temprana edad., la situación, se le fue de las manos al conocer a un chico con el que tampoco estuvo la suerte de su lado. La relación se disolvió dejando aquella chica de diez y siete años embarazada de tres meses. 

Ahora le tocaba la ardua tarea de decidir si quería criar aquella criatura ¿fue suerte o fue sensatez? Fuera por lo que fuere, se vio obligada prácticamente a abortar, pero eso no impidió las palabras de su madre al día siguiente de la intervención:

-  No sabes de la que te has librado 

En su interior retumbaron aquellas palabras como eco en una cueva, hasta el fondo de su ser, formando en ella a la mujer que jamás comprendería el significado de ser madre, ya que a raíz de todo ello, su rechazo a ser madre, era evidente. 

No es fácil criar a un hijo pero tampoco es fácil ser hijo.


2 comentarios:

  1. Preciosa entrada Keren...Cargada de sensibilidad...Me quedo con la frase de tu cierre que me parece muy bella y muy profunda y que dice así:
    "No es fácil criar a un hijo pero tampoco es fácil ser hijo."
    Sin palabras,besitos hermosa :)

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa entrada preciosa encantadora gracias por compartir
    feliz semana saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: