Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 11 de noviembre de 2016

ESO TAMBIÉN PASARÁ



Ser feliz no es un estado perpetuo. Cuando hablamos de felicidad, lo hacemos muchas veces desde un prisma conceptual. Miles de frases que aluden a la búsqueda de la felicidad como un objetivo que está más en nuestra mente que en nuestra realidad inmediata.

Quizá estemos errando en el enfoque. Ser feliz no es un estado, son momentos. Momentos puntuales de toda vida que llegan y se van del mismo modo que su opuesto. Porque vivir está compuesto de todo esto. De alegría, de tristeza, de dolor, de paz, de ira,.... Hay momentos de todo tipo y somos nosotros quienes según la manera de gestionar estos pellizquitos de vida, los que terminamos por dar un sentido real a nuestra propia vida.

Gestionar cada momento no es tarea sencilla. Tendemos a no valorar lo suficiente esos momentos de alegría y felicidad, con la certeza de que serán eternos. Y de igual manera, cuando estamos inmersos en oscuros agujeros, no nos damos cuenta que todo pasa antes o después,  y terminamos por convertirnos en adalides de la frase... "La vida es una mierda".

Creemos que la felicidad nos llegará a través del gordo de la lotería. De un coche de lujo y un chalet que lo flipas. Y cuando muchos alcanzan eso, siguen sintiéndose igual de infelices. Porque la felicidad son momentos, no son cosas. Felicidad es eso que sientes al ver a tu hijo por primera vez. Es ver ganar la Champions a tu equipo del alma. Es recibir tu primer sueldo después de un duro mes trabajado. Es ese ratito veraniego sentado en tu terracita viendo una preciosa puesta de sol. Es levantarte el día de Reyes y ver todos los regalos que te han traído. Es ver a quien amas dirigiéndose hacia ti con una gran sonrisa gritando que te quiere. Es.....  Son tus momentos. Recrea los tuyos.



Y cuando la etapa que te toque vivir no sea tan amable, cuando todo parezca salir mal, cuando las situaciones te hagan sentir superado, esos instantes seguirán estando ahí, solo que no eres capaz de verlos. Centras tu atención únicamente en aquello que está saliendo mal y por eso no puedes verlo. Porque la sonrisa de hijo sigue ahí. El verano y la puesta de sol, también. Requiere un esfuerzo, lo sé bien. Pero céntrate en el ahora. No te pierdas esos momentazos por algo que en ese instante no puedes cambiar. Y recuerda, todo es cíclico. La noche no es eterna... Y el día tampoco. Valora aquellos instantes preciosos que la vida te ofrece y serán una herramienta estupenda para poder gestionar emocionalmente los momentos duros y adversos.

Todo cambia, nada permanece,  como diría aquel. Así que disfruta de lo bello y ten la seguridad que si tu momento actual no te hace feliz, eso también pasará....

3 comentarios:

  1. You have offered some wonderful insights in this entry, Oscar. Happiness is definitely not a thing. We cannot pour a cup of it or buy it by the kilo. It is a state and you have offered many ideas on how to achieve it. Thank you so much! Kisses!

    ResponderEliminar
  2. Muy bella entrada y con un contenido muy profundo,diría filosófico...Gracias por compartir Oscar...Yo te mando abracitos con cariño ;)

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa entrada llena de encanto feliz semana gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: