Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

sábado, 5 de noviembre de 2016

El cine que nos nubla.

Imagen.
Durante todo el siglo XX y lo que va del XXI el cine ha tenido una influencia muy grande sobre nosotros llegando al punto de nublarnos la realidad, creyéndonos mucho de lo que nos dice; algunas veces lo hace intencionalmente con motivos políticos o comerciales, pero otras muchas como consecuencia de la trama, efectos visuales y de seguro otras veces sin intención. Estos hechos los vemos repetidamente en las películas una y otra vez durante toda nuestra vida llegando al punto que cuando algún director los quiere corregir nos rechina y nos suena a falsedad.


Un ejemplo notable de ésto es el sonido en el espacio; más aquí o más allá ya todos sabemos que el vacío del espacio imposibilita que el sonido se propague pero en las películas no es así. Los sonidos abundan en los motores, explosiones, disparos, etc haciéndose natural y correctos a nuestros oídos de tal forma que cuando vemos una película (“2001” o “Interestelar”)  en donde no hay sonido en el vacío sentimos que al film le falta algo.

Además existen escenas esteriotipadas que al verlas sabemos qué va a suceder. Por ejemplo cuando una persona corretea a otra y vemos un puesto de verduras o artesanías sabemos que van a terminar cayendo sobre él destruyéndolo y su dueño no va a reaccionar como lo haría una persona normal, solo se limitara a expresar una queja lo suficientemente pequeña como para evitar interponerse a la trama.

Lo que sigue es una lista de hechos que ocurren diariamente en el cine y que tal vez nos pasen desapercibidos.  

Si un personaje tiene tos de seguro se esta muriendo.

El cloroformo duerme a las víctimas de forma instantánea sin arriesgar su vida o dejarle secuelas permanentes.

Cuando un hombre y una mujer se odian de seguro que terminan juntas.

Por lo general se puede correr más rápido que la onda expansiva de una explosión.
Imagen.

Las bombas siempre tienen un cronometro que es muy útil para el suspenso.

Cuando chocan dos autos las probabilidades de explosión son muy altas.


Si bailas en la calle nadie te mira raro o cruzan la calle, al contrario te acompañan adivinando el paso de baile sin esfuerzo.

Los perros tienen la habilidad de detectar a los extraterrestres, futuros terremotos, malhechores y toda persona con malas intenciones.

Siempre se puede estacionar en la puerta del lugar al que vas (me mata la envidia).

Los policías no se jubilan, por lo general los matan un par de semanas antes de jubilarse. Además los jefes de policías siempre se aseguran que las parejas sean totalmente opuestas.

La principal pista de la policía siempre es una caja de fósforo con el nombre de algún antro.

La mejor forma de hacer que un policía resuelva un caso es suspenderlo.
Imagen.

No tengo que decirles que el policía bueno puede matar, destrozar propiedad ajena o robar autos que nunca será juzgado. Esto aplica a cualquier protagonista.


Los mafiosos son siempre italianos, rusos, chechenos o albaneses.

Nunca nadie le cree al protagonista cuando anuncia un desastre y cuando se confirma todos corren pidiendo su ayuda pero siempre hay un idiota que con tal de no dar el brazo a torcer esta dispuesto a arriesgar la civilización.  

Volviendo al espacio, las explosiones son grandes y con llamaradas (en realidad la falta de oxigeno haría que las explosiones se vieran como un flash).

Una nave espacial por más dañada que esté siempre va a tener gravedad.

Las grandes flotas de naves son destruidas al comienzo de la película y la única nave sobreviviente termina destruyendo a toda la civilización enemiga.

Los sistemas de ventilación de los edificios son ideales para los seres humanos ya que soportan su peso, siempre te llevan a una buena posición sobre los malos y sobretodo, están super limpios sin una gota de polvo.  


Siempre tienes el cambio justo para el taxi o le das una propina desorbitada para que te lleve rápido a cualquier parte y al taxista no le preocupa perder la libreta de conducir y quedarse sin trabajo.

Imagen.
Siempre tiene que haber un idiota que lo arruina todo.

Es obligatorio separarse cuando te persigue un acecino, vampiro, zombi o cualquiera que quiera destriparte.

Cuando te estas afeitando no es necesario terminar ya que igual quedas bien afeitadito sin cortarte ni nada.

Cuando peleas contra varios, tus contrincantes se te echaran encima de a uno mientras el resto se mueve agilmente alrededor tuyo.

Los héroes de la antigüedad, por más que se trate de Atila el Uno siempre creían en algún tipo de democracia.

Las puertas se derriban de una simple patada, excepto cuando tienes que rescatar a alguien.

Las balas siempre matan de una forma “limpia”

Puedes romper un parabrisa con el codo sin quebrarte y atravesar cualquier puerta-ventana sin cortarte.

Hackear a cualquier gobierno, empresa o extraterrestre es la cosa más sencilla del mundo.

En las películas viejas rastrear un teléfono era algo instantáneo a pesar que la tecnología para hacerlo no existía, mientras que en las modernas se toma varios minutos hacerlo, a pesar que la tecnología para hacerlo de forma instantánea ya existe.

Las cosas siempre pasan por una razón.

En una pelea por más que te hagan pedazo no sientes dolor. El dolor insoportable viene cuando te curan los raspones o los pequeños cortes en la cara.

En la guerra de seguro te matan si andas mostrando fotos de tu novia.

Se puede manejar por la calle más transitada y conversar con tu acompañante mirándolo a la cara sin sufrir un accidente.

El malo siempre te cuenta sus planes antes de intentar matarte, sin éxito por supuesto (pregúntale a 007). 
Imagen.

Los 300 espartanos no pelearon solos, contaban con el apoyo de por lo menos 5000 tropas de otras polis griegas.

Mejor que el cloroformo es un golpe en la nuca, no importa con que objeto se haga o si eres un niño, mujer o el más fuerte del barrio. Siempre el que lo reciba terminara inconsciente el tiempo suficiente y si se despierta nada mejor que otro golpe.

Un tiro en el hombro siempre será una rozón. Nunca te romperá un hueso, cortara una arteria, hará que pierdas la movilidad del brazo ni tendrá ninguna consecuencia permanente.  

Para que sepan, los cascos de los vikingos no llevaban cuernos.

En el cine porno tu mujer no se va a unir a ti y tu amante en un trío en el momento que te pesca con ella.

Los tamaños no son el estándar de la vida real.

Las mucamas, jardineros, testigos de Jehová, vecinos, profesores y desconocidos por lo general no van a caer en tus redes con tanta facilidad.

En la vida real solo puedes hacer gritar a una mujer si está de pelo suelto y sin querer se lo arrancas.

La mayoría de las posiciones te pueden llevar a algún desgarro muscular.

A la gente normal le gusta la delicadeza y gozar con un latigazo puede suceder solo cuando le erras.

Y los altos rendimientos llevan a las películas a la categoría de fantasía, ficción o Premier League.




Mas entradas en “La nube de Oort”.




6 comentarios:

  1. Interesting notes on the art of the cinema, Federico. Many things I never noticed but I will look for them! Thank you for sharing this information.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Paula, look for them that are there. That pasaes a nice week :)

      Eliminar
  2. Maravillosa entrada llena de encanto gracias por compartir saludos cordiales gracias

    ResponderEliminar
  3. Muy padre,a mi el cine me encanta,soy cinéfila y realmente disfruto de cada película,creo el espectador de hoy en día sabe muy bien lo que le venden,pero ya él decide reflexionarlo o verlo sólo como mero entretenimiento...Una entrada muy original Federico M,muy a tu estilo,me has hecho reir :))) Y como siempre te mando abracitos con cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria. Lo mas increíble del cine son esa hora y media o dos que te saca de la rutina y las preocupaciones diarias.
      un besote amiga:))

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: