Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

jueves, 25 de agosto de 2016

Sida felino


Sí así como lo lees, los humanos no somos la única especie que se enferma de sida; el loco que invento la enfermedad, probablemente tambien detestaba a los gatos. Un extracto del blog http://www.veteralia.com/blog/la-inmunodeficiencia-felina-fiv/ les orientara sobre este asunto.

La inmunodeficiencia felina, causada por el virus FIV, es una enfermedad muy importante y peligrosa entre los gatos que viven en libertad. El primer descubrimiento de esta enfermedad se hizo en América durante una investigación en una colonia, aparentemente sana, de gatos recogidos en la calle. Estos presentaban signos clínicos similares a los de los humanos con SIDA, enfermedad causada por la infección del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Aunque el VIH y el FIV son muy similares entre ellos, cada uno es específico de la especie en cuestión, esto significa que no hay riesgo de contagio entre especies diferentes.

Pero, ¿qué es el FIV y cómo se produce la enfermedad? El virus de la inmunodeficiencia felina, como en el caso de los humanos, afecta a las células del sistema inmunológico: glóbulos blancos o leucocitos, dañándolas o destruyéndolas y provocando en el gato un deterioro progresivo de su función inmunológica. Como ocurre con muchas enfermedades, en las fases iniciales de la infección causada por el virus FIV no suelen aparecer signos aparentes de la enfermedad.
El sistema inmune es el encargado de la lucha contra las infecciones y de llevar el control del cuerpo sobre las células cancerosas, es por eso que los gatos infectados por inmunodeficiencia felina suelen ser proclives a tener un alto riesgo de contraer enfermedades e infecciones causadas por virus, bacterias y parásitos como pueden ser el Toxoplasma Gondii o los hemoplasmas (parásitos sanguíneos que provocan anemia).

El método de transmisión más importante de la inmunodeficiencia felina es, sin duda, la mordida. Esto es debido a que la saliva de un gato infectado de FIV contiene una gran cantidad de virus y con tan sólo una mordida se puede contagiar la infección. Como el virus se transmite mediante la saliva, el contagio también es posible a través del contacto social cercano, sin necesidad de que haya agresiones entre los miembros del grupo o de la colonia, mediante el acicalamiento o por el simple hecho de compartir el comedero y el cuenco del agua. Los cachorros de gato pueden infectarse durante la gestación, o durante la lactancia, si la madre está infectada con el virus de la inmunodeficiencia felina, el problema aquí reside en que en los cachorros la infección no es tan fácil de confirmar porque tienen en su organismo anticuerpos maternos durante unos 4 meses. A diferencia del VIH parece que la transmisión por vía sexual no es relevante. Por otra parte, lo que no se sabe con certeza es si los parásitos hematófagos, como las pulgas o garrapatas, son capaces de transmitir la infección por lo que es necesario mantener un control regular de los parásitos externos para evitar riesgos.

La prevalencia de FIV varía en las diferentes áreas del mundo y entre las diferentes poblaciones de gatos, lo que significa que los gatos que viven en el exterior, o que conviven con gatos de exterior, son más propensos al riesgo de contraer la inmunodeficiencia felina que los gatos de interior que no tienen acceso al exterior.

Pero hay esperanzas: un gato/a bien cuidado/a con esta enfermedad puede vivir muchos años, tal como en un portador humano. Sin embargo, no olvides este detalle: ya no puede ser un gato de exteriores.

Otra buena idea es esta: si tienes los recursos, trata de capturar al o a los gatos portadores de la enfermedad, con el fin de llevarlos a un refugio temporal, donde gente bien benévola los pueda adoptar. Es la mejor manera de eliminar los vectores en tu área, pero no es tan sencillo. Es sólo una recomendación.

Disfruta del animalito mientras puedas y no te preocupes: el sida felino no se contagia a los humanos.

6 comentarios:

  1. Desconocía sobre el sida felino,algo que me parece muy doloroso,el hombre puede atenderse,decir lo que le aqueja,ir al doctor,buscar una vida no fácil con esta enfermedad pero si más prolongada..En cambio estos animalitos no,son más que vulnerables...Lo cual me parece muy doloroso,sin embargo,te aplaudo el artículo pues es importante su difusión y con ello sensibilizar en el trato que se les da a ésos gatitos que son victimas de esa fatal enfermedad...Una enfermedad que por décadas ha diezmado a la humanidad,pero gracias a Rock Hudson,una estrella de Hollywood que el mundo volteó sus ojos al Sida...Me ha gustado mucho tu entrada,me pregunto que sería de los gatitos sin Alberix Zeta...Su literario y emblemático líder.... ¡Como siempre te mando abracitos con cariño,feliz finde compañero...!!!
    \ (•◡•) /

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de verdad me halagas demasiado; tristemente l@s gat@s del mundo no me conocen ni siquiera pueden leerme en idioma gatuno, pero sí los quiero muchísimo. Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Thank you, Alberix Zeta, for sharing the information about Feline Immunodeficiency Virus. I had heard of it but i did not know the details.

    Cindy had a wonderful cat that she rescued from a terrible situation. It lived with her as an indoor cat for several years. It escaped one day and did not come back for weeks, and when it did, it had become infected with IVF. It was so sad. Thanks again and many hugs!

    ResponderEliminar
  3. una entrada muy interesante gracias por compartir esta entrada tan maravillosa saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: