Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

miércoles, 6 de julio de 2016

¡Oye! ¿Te acuerdas de mí? El Regreso


Muchos dicen que el tiempo ayuda a sanar todo, pero como se hace para olvidar a la única persona que has amado y el paso del tiempo no es capaz de borrar. Lo única que es innegable, el amor se vuelve más profundo.
Ryan está enamorado de la mejor amiga de su hermana, Kate. Siempre se ponía nervioso cuando la tenía cerca y no sabe cómo ganarse su corazón. ¿Sentirá lo mismo por él?
¿Qué serias capaz de hacer por la mujer que amas?

Él toma una decisión que podría hacer que ella cambie la forma en que lo ve, pero… ¿Su decisión será buena o la errónea?



El regreso


La euforia me recorre el cuerpo, las manos me sudan de la emoción a pesar del frío que se siente en el ambiente, pero no me importa, acabo de regresar a Portland después de dos años mientras estudiaba en Los Ángeles. He extrañado la ciudad, mis amigos y mi familia.
Mientras voy caminando no puedo evitar acordarme de Rocío y Mario ellos son mis mejores amigos. Pero ultimada mente no he hablado con Mario lo que me resulta un poco extraño, cuando nos mudamos a Portland los tres fuimos inseparables.
Llegando me encuentro a mí madre con un gran rotulo que dice: Bienvenida. Mi padre se llama Douglas James y mi madre Julie Black.
Cuando llego, mi madre es la primera que se me acerca y me abraza.¾Kate, cariño.
Cuando me separo de ella veo sus ojos empañados por las lágrimas, por más que lo intento, siento un nudo en la garganta.
¾Mamá, los extrañe.¾Apenas puedo hablar.
Me acerque a mi padre que me besa en la mejilla para después de abrazarme.
¾Y nosotros también. ¾ Habla mi padre.
Al observarlos mejor me doy cuenta que tienen más canas en su cabello, pero sigue siendo atractivo.
¾¿Cómo te encuentras cariño?¾me comienza a preguntar mi madre mientras soy analizada de pies a cabeza para ver que todo esté en su sitio lo que me provoca risa.
Mi padre toma las maletas y comienza a caminar mientras nosotras vamos siguiéndolo.
¾Cansada pero súper emocionada. ¾La abrazó ¾ no esperaban que vinieran por mí.
¾No lo pudimos evitar, ya te queríamos ver.
Durante el camino a casa no paraba de observar por la ventanilla, tenía que ver si cambio la ciudad después de dos años afuera. Sin embargo, hay algunos edificios nuevos, pero de los demás aún sigue siendo mi ciudad.
El auto es estacionado frente a casa, me bajo y la observo. Sigue igual como cuando la deje, sus paredes blancas y el jardín que mi madre lo cuida con mucho cariño.
Mi padre es el dueño de dos restaurantes, uno en Portland y el otro en Seattle, y mi madre es la chef del restaurante en Portland. No diré que somos ricos, pero vivimos cómodamente, no me quejo del todo.
Mi padre saca las maletas de auto mientras mi madre abre la puerta y entramos. Mis ojos comienzan a analizar la casa, intentando encontrar una diferencia, pero como mi madre siempre mueve todo de su sitio, todo se encuentra distinto.
¾¿Quieres algo Kate? ¾ Mi madre me pregunta, mientras me sonríe.
Mi padre entra con las maletas y sube una maleta.
¾No, voy a dejar toda a mi habitación. ¾Indico mientras tomo la otra maleta y me dirijo a mi habitación pero no antes de darle un beso.
Mis padres siempre han sido cariñosos conmigo, y diría que un poco sobre protectores, ya que soy hija única porque mi madre no pudo tener más hijos. Una de las razones por las que me marche es que mis padres siempre querían controlarme, pero después de estos dos años se han procedido más abiertamente y me sentí más segura, por eso de mi regreso. Solo espero, no estar cometiendo un error.
Antes de llegar mi padre me ayuda y coloca la maleta en la cama. Pero antes de marcharse, me pregunta si quiero descansar, le contesto que ordenó mis cosas y luego descansare.
Al quedarme sola en mi habitación comienzo a sacar todas las cosas y acomodarlas en el guardarropa y en el cuarto de baño. Eso me toma dos horas porque mi habitación necesitaba algunos cambios ya que no es la misma joven de dieciocho años que se fue y la que regreso.
Al finalizar, me encuentro tan cansada que me tiro en la cama a descansar y entonces escucho como se abre la puerta, pero no le tomo importancia ya que lo más seguro es que sea mi madre.
Un grito fuerte me hace abrir los ojos.
¾¡Kate!
Pego un salto y mis ojos se me abren como platos al observar a Rocío. ¡Joder, casi me mata de un susto!
¾¡Rocío!¾Ella me salta encima y luego me abraza haciendo que las dos desplomemos al suelo mientras nos reímos ¾ Como te extrañe.
¾¡Yo también!¾ Sus brazos me envuelven fuerte, pero no me importa, la extrañe mucho y quiero recuperar el tiempo que no nos vimos.
Rocío es bajita, de un metro sesenta, tiene el cabello rubio con risos, la nariz respingona y sus ojos verdes como los de…eso no importa, ella es muy alegre y un poco loca, pero eso sí, cuando se enoja da miedo y no es una exuberancia.
¾Pensé que vendrías mañana, ¾le reclamo ¾Tú me dijiste que tenían que ir a ver a tu abuela.
Ella se sienta al frente de mí y comienza a morderse el labio inferior, eso significa que está nerviosa.
¡Humm, que me oculta esta bruja!
¾Lo sé, pero quería darte la sorpresa.¾Sonríe pícara mente.
¾Humm. ¾Entrecerró los ojos ¾ ¡Cuéntame algo nuevo!
Nos mudamos a Portland cuando tenía dieciséis años y ella fue la primera que se me acercó hablarme y después de eso, nos hicimos inseparables. Luego le abrimos los brazos a Mario. Rocío tiene un hermano mellizo, Ryan, estudiamos en el mismo instituto pero no éramos compañeros, lo que hizo que lo conociera cuando Rocío me invitó a su casa por primera vez.
No niego una cosa, me muero por saber de Ryan, pero es algo que tengo que encubrir. ¿Por qué? Es muy simple porque…
¾Bueno. ¾ Rocío me saca de mis pensamientos ¾Ayer vi a Mario ¾Su voz se vuelve de acero ¾ Adivina con quien lo vi.
Algo está pasando y no me está gustando nada.
¾No empieces, quiero saberlo todo¾ me remuevo incomoda.
No sé cómo se le ocurre hacerme esto. Si ella me habla de Mario es todavía más extraño ya que las veces que ella y yo hablamos de él, siempre cambiaba de tema por eso me preocupa aún más.
¾Ahí te va. ¾Respira hondo ¾Estaba con Anastasia.¾Lo suelta lo más rápido que puede.
 ¡La madre que la pario! Si es la Anastasia que conozco no es nada bueno.
¾¡La que salió con todos los del equipo del instituto!¾grite.
Me pongo de pie y comienzo a caminar por toda la habitación.
¾Sí, esa misma.¾Me confirma mientras sus ojos se oscurecen.
¾¡Pero que rayos le pasa! ¾Comienzo a gritar un poco enfadada ¾Si esa le pondrá los cuernos con cualquier pantalón que se le ponga al frente y no se sabe si igualmente con mujeres… ¾Continuó hablando furiosa.
Pero acaso Mario no piensa con la cabeza. Solo a un estúpido se le ocurre meterse con esa zorra qué se decía en el instituto que nunca usaba bragas. Joder, joder y joder, lo que Mario necesita, es que le den una buena tunda para que reaccione.
¾Ja, no me extrañaría. ¾Se escuchaba la amargura en su voz ¾Pero no entiendo, porque anda con ella, si en este mundo hay tantas mujeres y tenía que ser precisamente ella.
¿Eh? Me pareció escuchar un poco de enojo, rencor y ¿celos? Imposible.
¾Es como si ni le importara que le pusieran los cuernos o cree que va a cambiar. Pero eso es ilógico.
¾Quizás, habrá los ojos.¾ Lo dice para sí misma.
La veo absorta en sus pensamientos y me hace pensar que todavía no me ha contado todo, pero prefiero esperar a que ella se sienta preparada para contármelo cuando así lo decida, después de todo, tenemos mucho tiempo.
¾¿Cómo está Ryan?¾Lo digo de pronto provocándome sorpresa, se suponía que debía soltarlo así, tenía que ir buscando en momento adecuado.

Continuara...

Los invito a visitar mi blog Libros del corazón.

4 comentarios:

  1. Maravillosa entrada encantadora Bienvinida a BLOGGER HOUSE Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusto la entrada Isidro. Muchas gracias y saludos

      Eliminar
  2. ¡Estupendo relato Mirian...!!! Que bonita manera de llegar... Gracias por compartir ¡Bienvenida a la familia Blogger House...Besitos miles hermosa...!!! 😊 😊 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria del Socorro por la bienvenida. Que alegría que te gusto el relato. Besos.

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: