Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

miércoles, 13 de julio de 2016

Así empiezan algunos libros VII


Esta entrada corresponde al mes de octubre de la sección de mi blog "Bienvenido nuevo mes literario" que trata de inicios de libros. Con esta sección pretendo hacer un homenaje a los libros que nos llegan al alma desde la primera frase.
Barrabás llegó a la familia por vía marítima, anotó la niña Clara con su delicada caligrafía. Ya entonces tenía el hábito de escribir las cosas importantes y más tarde, cuando se quedó muda, escribía también las trivialidades, sin sospechar que cincuenta años después, sus cuadernos me servirían para rescatar la memoria del pasado y para sobrevivir a mi propio espanto. El día que llegó Barrabás era jueves Santo. Venía en una jaula indigna, cubierto de sus propios excrementos y orines, con una mirada extraviada de preso miserable e indefenso, pero ya se adivinaba -por el porte real de su cabeza y el tamaño de su esqueleto- el gigante legendario que llegó a ser.

Así empieza una de las historias más disparatadas y emotivas que ha dado la literatura sudamericana. La historia de una niña nacida con el don de la clarividencia, "Clara, clarividente"; una niña que a los diez años escandalizó a todos los asistentes a la misa de doce de un Jueves Santo, "¡Padre Restrepo! Si el cuento del infierno fuera pura mentira, nos chingamos todos…". La historia de una mujer tozuda y despistada, tan enajenada del mundo real, tan abducida por un más allá hecho de espíritus y fantasmas, que tras dejar a su marido gritar hasta cansarse, ofuscado por uno de sus ataques de rabia, le preguntó inocentemente si sabía mover las orejas; una mujer capaz de encontrar la cabeza de su madre, perdida en el accidente que le costó la vida a ella y a su marido, "Hágame el favor, señor, métase allí y páseme una cabeza de señora que va a encontrar"; 
Pero además "La casa de los espíritus" de Isabel Allende nos cuenta la historia de los descendientes de Clara durante tres generaciones, de hecho, es su nieta Alba, la que heredó el pelo verde de su tía abuela, Rosa la Bella, quien encuentra los "cuadernos de anotar la vida" de su abuela y cuenta toda la historia familiar. 
Es una novela donde se encuentra magia, sentido del humor, generosidad, ira, frustración... Una novela clasificada dentro del realismo mágico que nos cuenta el destino poco mágico de Chile y los chilenos en el último tercio del siglo XX; con personajes fácilmente identificables con la realidad como "el Candidato", más tarde "Presidente, "el Poeta", "el Cantante", "el Dictador". ¿Quién puede resistirse a ponerles nombre?
Una novela que nadie debería perderse.




Te espero en Cuéntame una historia

2 comentarios:

  1. Estupenda entrada Rosa....Gracias por compartir... ¡Siempre bienvenida hermosa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo menos de lo que me gustaría porque cada vez me falta más tiempo, pero vengo encantada. Un beso enorme y me alegro de que te haya gustado la entrada. "La casa de los espíritus" es una de las novelas más mágicas que he leído.

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: