Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

miércoles, 1 de junio de 2016

Por allí no doctor


Un buen día, un médico le estaba haciendo un chequeo rutinario a un particular paciente.

- Señor Steve Austin, debo decirle que está en óptimas condiciones de salud; se ve que los constantes peligros de sus misiones no lo han dañado mucho.

- Gajes del oficio, doctor.

- Bien, ahora sólo falta chequear sus reflejos.

El hombre golpea con su martillo una de las piernas del paciente; de inmediato, el pobre galeno sale despedido hacia adelante, abriendo agujeros en todas las paredes de los consultroiso de sus colegas. En la última de ellas, justo cuando iba a caerse al vacío se agarro, por mero reflejo, a una sus gruesas fisuras.


- ¡¡Auxilio, sáquenme de aquí!!

Ni corto ni perezoso, Steve Austin le gritó desde atrás.

¡¡Oiga doctor, mil disculpas!! ¿¡Recuerda que le había dicho que no probara mis pierna biónicas?!


6 comentarios:

  1. I have not heard from Steve Austin in some time. Thank you for sharing the joke, Alberix Zeta!

    ResponderEliminar
  2. Ajajajaja....Ay yo apenas y recuerdo el hombre bionico,recuerdo una imagen corriendo de él...Gracias Alberix por compartir y hacernos reír ¡Abracitos...con cariño...!!! .)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda ya se jubilo. Gracias por el cumplido.

      Eliminar
  3. Maravillosa entrada llena de recuerdos de la niñez gracias por compartir feliz semana saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: