Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 23 de mayo de 2016

Algo de censura en el cine.

El tiro por la culata de la censura (Las uvas de la ira).


La crisis del 29 es recordada por ser una de las peores de la historia y porque los ejecutivo que perdían fortunas ajenas se suicidaban saltando de las ventanas de los rascacielos. A pesar que las crisis actuales son peor que la del 29 los ejecutivos no saltan por las ventanas por dos razones fundamentales: las ventanas de los rascacielos actuales son fijas y resistentes a los golpes y fundamentalmente porque los ejecutivos de hoy en día no sienten vergüenza ni remordimientos al fundir empresas y destruir las vidas de los trabajadores y los accionistas.  
Volviendo al crack del año 29. El único país que no se vio afectado a esa crisis fue la URSS ya que su economía era cerrada al mundo además de planificada, dirigida y ejecutada por el estado lo que le dio un blindaje para resistir los embates del mundo exterior, esto no significó que la economía estuviera bien. Era un desastre, pero un desastre diferente al del resto del mundo.

La censura campeaba por el país soviético en todos los  rubros, también en el cine. Pero en 1940 se estrenó en EEUU “Las uvas de la ira”, una película que trataba como temática el sufrimiento de la gente por las consecuencias del descalabro de 1929, en la trama los desempleados cargaban todos sus petates (en Uruguay petates es equipaje, bultos o pertenencias) a sus cachilas (en Uruguay cachilas son autos viejos) y emigraban a otros lugares para encontrar trabajo.
Stalin vio esto como una oportunidad para demostrarle a su pueblo lo decadente y cruel que era el capitalismo y lo afortunados que eran ellos al contar con el socialismo, por lo que él y su gobierno permitieron que se exhibiera la película, pero como escribí en el título le salió el tiro por la culata ya que la gente no vio la miseria de los estadounidenses capitalistas. Lo que vio fue que hasta la persona más desamparada y pobre podía tener un auto en los EEUU.
Al darse cuenta de esto el gobierno bajó de cartel la película. Podría pasarme horas escribiendo moralejas de este hecho pero prefiero dejar que ustedes elijan la que más crean conveniente.


Imagen. El detalle que complicó a Stalin.


Mas entradas en: “La nube deOort”.

6 comentarios:

  1. hola Federico! coincidimos totalmente con vos, vimos la pelicula y leimos el libro.muy buena tu reseña y tu observacion. bien por ti! nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por apreciarlo Buho. Si, nos leemos, saludos:)

      Eliminar
  2. Estupenda entrada Federico M... La censura en el séptimo arte siempre ha existido,pero en este caso salió como decimos los de pueblo el tiro por la culata y que bien... ME HA GUSTADO MUCHO Como todas tus entradas,te mando abracitos con cariño ¡Y que pases un muy feliz finde...!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias como siempre amiga. Buen fin de semana:)))

      Eliminar
  3. Maravillosa entrada encantadora gracias por traer estas maravillas feliz semana saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidro, gracias como siempre. Buena semana para ti también.

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: