Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 4 de abril de 2016

Discordante


Enquisto la nube,
cúbrola con tiento,
acribíllome el nervio,
cuando la ansiedad me ruge,
¡Y el cirro discordante que me empuje
hacia la no confusión de los estados!:
asumiendo a Dante, 
solo aspiro a obtener,
la ilusión del indemne.
Si me pasa por encima la apisonadora
de un Infierno trepidante, 
entonces, es estrato y nubarrón,
no un Cielo apreciable.

Y si el Purgatorio es transición.
como bien contó Alighieri 
a mí me consume en la plegaria esquiva.
Así, el agobio y el desaliento, deben ser mis amigos,
y aunque el sopor finiquite,
siendo mi naturaleza fuerte,
tengo un enemigo propio, muy crecido.
Por aquí hay delirios de neón que no tienen quien les escriba.
porque en esta mácula, el infierno especula.

Entre tumbas y condena, por allí pulula.
Yo escribo y escribo, sayón y escriba:
"Una de cal y otra de arena".

Después me aturullo y a mí misma me arrullo,
y otra vez corro, grito, lloro, me perturbo,
investigando si el Cielo es amplio y curvo.
Y esa plegaria que lancé muy arriba,
en aquella Iglesia, a la deriva,
tira de la inocente diatriba,
me arrastra y me recrimina...
la doliente espina, a quejarme incita.

¿Por qué padre? ¿Para qué engendrarme?
Si de tanto verte y no encomiarte, 
sufro de Purgatorio. Eso será.
¿Y por qué recordar ahora este entuerto cavernero?,
siendo mi ser, un dócil carnero...
Busco el Cielo concomitante y mi alegría se constriñe
pues deseo paz, sonrisa de niño,
y encuentro un mar que es un fiel Averno,
porque solo sueño vástagos cuentos.
En llegando al puro invierno,
escondo mi nube, entre algodón mugriento.
Quizá algún día, quizá...lo siento.

¿Por qué madre? ¿Por qué parirme?
Si te bastaba con no hacirme.
Presto paso, huella firme. 
Constrúyome el cimiento, excelso modelaje,
un basalto que es cemento, pues la paja es blanda y se desvanece.
Ulúlame, tú, Gloria, no Cancerbero, 
¡concédeme emolumento!,
también nubes, éter y viento.
Si me apuras, ensueño... ¡no me pegues, ni me grites, ni me leses!.

¡Padre, madre!, sois contraste con mi condición de ángel sin poderes.

Quiero el Purgatorio lejos y el Infierno que se marche. ¡Pues disiento!

Sin embargo, siento cómo el Cielo con sus redes,

¡ya se fue! ¡y no miento!.


Stevie Wonder


Si te apetece puedes visitar mi blog: 
 
Enquisto la nube,
cúbrola con tiento,
acribíllome el nervio,
cuando la ansiedad me ruge,
¡Y el cirro discordante que me empuje
hacia la no confusión de los estados!:
asumiendo a Dante, 
solo aspiro a obtener,
la ilusión del indemne.
Si me pasa por encima la apisonadora
de un Infierno trepidante, 
entonces, es estrato y nubarrón,
no un Cielo apreciable.
Y si el Purgatorio es transición.
como bien contó Alighieri 
a mí me consume en la plegaria esquiva.
Así, el agobio y el desaliento, deben ser mis amigos,
y aunque el sopor finiquite,
siendo mi naturaleza fuerte,
tengo un enemigo propio, muy crecido.
Por aquí hay delirios de neón que no tienen quien les escriba.
porque en esta mácula, el infierno especula.
Entre tumbas y condena, por allí pulula.
Yo escribo y escribo, sayón y escriba:
"Una de cal y otra de arena".
- See more at: http://nuevoviajeaitaca.blogspot.com.es/search?q=DISCORDANTE#sthash.eEXxITgQ.dpuf

5 comentarios:

  1. Bellísimo Amantísima Marisa...Una oda a la Contradicción de quien con tanto dolor y desesperanza ha vivido que se releva de haber nacido...Pero aunque disiente...No deja de hablarle a la gloria,aunque sea de manera irreverente...EXCELSO AMIGA MÍA... Gracias por compartir ¡Besitos miles hermosaaaaa...!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria,
      Muchas gracias por leer y comentar. Este es un ejemplo de dolor ante la vida por incomprensión y por fallo de canalización. Lo que se puede y debe hacer ante una falta de espectativa transformadora y de perdón hacia los demás es mirar dentro del dolor ajeno para darse cuenta de que somos parte de la vida y estamos hechos todos del mismo material anímico. Solo comprendiendo el dolor de los demás podemos comprender el propio y aceptarnos. El protagonista que declama esta poesía tiene que recorrer ese camino.
      Me alegra tenerte siempre.
      Un beso enorme, amiga!!

      Eliminar
  2. Maravillosa entrada llena de sentimientos especiales , solo la MAGIA de tu maravillosa pluma llega al alma ,gracias Marisa por venir y hacernos bribar con tus maravillosas letras, saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidro,
      Me alegra que siempre tengas una palabra amable para todo el mundo. ¡Qué majo, además de gran escritor!
      La vida está llena de sentimientos, esa es precisamente una manifestación de vitalidad,de que estamos vivos y deemos luchar. No solo sentir dolor, sino intentar transformar la realidad. Algo que todavía no comprende el alma doliente de la poesía.
      Muchas gracias por tu apoyo.
      Un beso enorme

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: