Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 4 de abril de 2016

46 a 0.

La entrada de hoy en el blog no cuadra con los requerimientos de “Blogger House” y casi tampoco cuadra en mi blog por lo que les estoy subiendo una vieja entrada que espero les guste.
Si tienen curiosidad les dejo el enlace de la entrada.  




46 a 0. El resultado de un partido de fútbol, no de rugby. 



Imagen.
Los Juegos del Pacífico  son un evento deportivo que se realizan cada 4 años y nuclea a 22 naciones y dependencias de Oceanía, con excepción de Australia y Nueva Zelanda. Estos juegos son algo así como los Panamericanos de Oceanía y pasarían desapercibidos si no fuera por un partido de fútbol; Vanuatu – Micronesia que terminó con el increíble resultado de 46 a 0 en favor de Vanuatu (posición 200 en el ranking FIFA).
Se juega a modo de olimpiada con selecciones sub. 23 y en grupos de 4 integrantes. Micronesia arrancó malísima y culminó de forma catastrófica, debutó con Tahití perdiendo 30 a 0, el segundo partido fue contra la selección de Fiji cayendo 38 a 0 y cerró su participación con un 46 a 0. Los pobres se volvieron a su país con un saldo de 114 goles en contra y 0 a favor.
Resultados 10 a 0 o 20 a 0, incluso 30 a 0 se han dado en el fútbol, pero siempre de selecciones de países con millones de habitantes contra micro naciones con poblaciones reducidas. Pero este caso no es así, Vanuatu cuenta con 200 mil habitantes y Micronesia con 100 mil, por más que le dupliquen la población no justifica el resultado.
El tema va por otro lado que no me animo a asegurar pero si a especular ya que no trato de ser serio ni científico. Para empezar tenemos que pensar que de los 100 mil habitantes del país, la mitad es masculina, de estos 50 mil tenemos que sacar a los menores de 15 años y a los mayores de 23. A ojo de buen cubero, redondeando y siendo generoso nos quedan unos 10 mil varones, más o menos un 10% de la población tiene algún impedimento físico o mental quedándonos unas 9000.
De estos 9000 hay factores imposibles para mí de medir, a los que no les gusta el fútbol o practican otros deportes por ejemplo. Pero redondeando, 9000  es el capital humano con el que cuenta el país para formar su selección, no es mucho pero tengan en cuenta que Vanuatu solo duplica la población de Micronesia; o sea que su capital es de 18000 varones y tampoco es mucho como para marcar 46 goles en un partido, pero lo suficiente como para marcar una diferencia. 
Tiendo a creer que la verdadera diferencia esta en el fútbol mismo, los pobres micronecianos de seguro vieron una pelota de fútbol por primera vez unos días antes de los juegos. Si es así los vanuatenses no tienen alma, que sentido tiene humillar de esa manera al equipo rival, hasta Alemania se apiado de Brasil en el 7 a 1.


Imagen. Seleccion sub 23 de Micronesia.
Para apreciar el ensañamiento razonemos. Un partido de fútbol dura 90 minutos más algún minuto de descuento y si dividimos 90 entre 46 redondeando nos da un gol cada dos minutos. Por poco que sepamos de fútbol todos hemos visto algún partido, un gol abarca la jugada más el gol, más el festejo, más el saque del medio de la cancha que lo hace el equipo que recibió el gol; son segundos que se suman y terminan siendo varios minutos.
Esto hay que multiplicarlo por 46 que en un partido normal no me da 90 minutos. Especulando lo que debe de haber pasado aquí es que después de cada gol los vanuatenses no solo no festejaban los goles sino que ellos mismos llevaban la pelota a la mitad de la cancha a 1000 por hora y apenas sacaban los pobres micronesianos la recuperaban, atacaban y con una efectividad del 100% en los ataques combertian un nuevo gol. Esto también hay que multiplicarlo por 46, es un ritmo increíble de mantener para cualquier futbolista.
Sigue siendo una locura el marcador, pienso que hubo algo más que ensañamiento de los vanuatenses con sus rivales que debieron de ser tan inocentes que no se les ocurrió ni siquiera hacer algo de tiempo. No encontré ningún dato en Internet sobre como terminó el grupo pero como atenuante a la mala leche de Vanuatu tal vez las goleadas anteriores que recibió Micronesia los condicionó para la diferencia de goles en la clasificación del grupo, tal vez.
Lo positivo de esto para Micronesia es que este resultado no va a figurar en la FIFA por no ser un torneo organizado por ella. Luego del partido la federación de Micronesia solicito a la FIFA que la cambien de federación, quieren jugar en Asia. Espero que mejoren ya que en Asia los países tienen decenas y centenas de millones de habitantes y no me gustaría que volvieran a perder de esta manera o peor y a Vanuatu le digo que el mundo es redondo y rueda. Y que espero que nunca se topen con alguna selección mala leche como ellos.
Para terminar las palabras vanuatenses y micronesianos existen, no se rían.




Mas entradas en “La nube de Oort

4 comentarios:

  1. Muy buena entrada Federico M denotando y poniendo de relieve tu versatilidad como escritor...¡Como siempre te mando abrazos y dulce beso...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre María, eres demasiado amable conmigo. Un beso grande amiga

      Eliminar
  2. Maravillosa entrada encantadora, siempre trayendo unos temas maravillosos gracias por venir saludos cordiales Federico M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por apreciarlos Isidro. Que tengas un buen día.

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: