Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

martes, 22 de marzo de 2016

No,gracias





     ¿Sabes? Fui una niña muy inteligente, que sabía muy bien cuando en casa se avecinaban tiempos difíciles.
    Por sus luchas sociales muchas veces papá debía de  viajar a la Ciudad de México. Si el viaje se prolongaba y no regresaba a los quince días mamá guardaba los grandes platos donde comíamos y sacaba  la vajilla pequeña, en ese momento yo sabía que se agotaban los dineros y los alimentos. Era el momento de racionar.

Aunque muchas veces mi padre fue traicionado, también por otro lado tenía pocos pero leales y muy importantes amigos. Y cuando su ausencia aumentaba, mi hermano José Luis y yo sabíamos que iríamos de visita.
    Mamá se vestía de gala y nos vestía impecablemente y sentándonos frente a ella nos decía:
-Iremos con mi compadre Gildardo…Su padre no puede volver aún y él es alguien que puede ayudarnos…PERO (Si, ya desde ahí existía el PERO) No los quiero pidiendo comida….  Hemos tomado suficiente agua, si la comadre les ofrece comer ustedes dirán “No, gracias”    Iremos a pasar la tarde y los quiero sentados y bien educados. ¿Qué responderán si alguien les ofrece comida?
-No, gracias-Le contestábamos en coro.
-Muy bien, papá ayuda a los demás y nosotros debemos ayudarlo a él….Demostrando que tenemos carencias no lo ayudaremos, de nuevo, qué responderán si alguien les ofrece comida?
-No gracias

        Así que ese día llegamos, recibimos los saludos y cariños de los hijos del compadre y en la sala esperábamos mientras mamá charlaba y reía con los compadres.   Cuando se disponían a cenar, la comadre nos preguntó
-¿Quieren comer niños?
       Un enorme frutero en la mesa….Una gran jarra de leche, delicioso pan, fresco y un galón de dulce jugo de naranja  eran una gran tentación para mi hermanito y para mí, pero fue más poderosa la imagen de la chancla* de mi madre por lo que dulcemente respondimos:
-No gracias
-Que educados son tus hijos comadre, estás haciendo un gran trabajo con ellos…No como los chamacos de toda esa gentuza que invita tu compadre y sólo piensan en comer.

         Así que, después de la visita el compadre se ofreció a llevarnos a casa de regreso y fue ahí donde mi madre pudo hablar con libertad
-No quise molestarte compadre pero mi viejo ya lleva un mes en México y la liga agraria no me ha dado lo de su comisión y
-No tienes que explicarme nada comadre, de no ser por mi compadre estaría en la cárcel por un crimen que yo no cometí pero que todos creían que sí, sólo él…él siempre creyó en mí, de no ser por su defensa … Otra sería mi historia, los inútiles de mis abogados no sirvieron para nada…Le debo mucho.

        Una hora después de habernos dejado el compadre regresó con dos cajas enormes de comida. Mamá guardó la vajilla pequeña y nos preparó una deliciosa cena.



          Mi primera infancia no fue sencilla, pero forjó mi carácter, aprendí que la familia debe estar unida no sólo para celebrar de  los grandes días, sino en la escases y necesidades de la vida, que la familia no sólo son quienes llevan tu sangre, sino quienes al verte caído tienden su mano para levantarte, que aunque hay espejismos en tu camino, debes pasar de largo, el alma en calma  y decir “No, gracias…”





Recuerda que puedes leer más de mis relatos en mi blog Presentimientos 




Glosario:

*Chancla: Era el calzado  de mamá para andar en casa, cuando “Nos portábamos mal” Esa era su pedagogía, nos daba con su chancla la cual era muy efectiva y la puntería de mamá muy atinada. Que yo recuerde sólo una vez me dio con su chancla, pero eso, es otro Presentimiento J


6 comentarios:

  1. Gracias por compartir esta historia, María. Es una cosa muy importante que los niños tengan una base sólida en los modales y consideración. Su madre le enseñó que la dignidad en algunas circunstancias muy difíciles. Besos para ti y para ella.

    Thank you so much for sharing this story, Maria. It is a very important thing that children have a strong basis in manners and consideration. Your mother taught you dignity in some very difficult circumstances. Kisses to you, and to her.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Paula... Siempre una gran alegría tu visita ...Gracias por llegar... ¡Besitos miles hermosa...!!!
      😊 😊 😊

      Eliminar
  2. Qué bello tu relato Maria, cargado de nostalgias, de imágenes tan vivas y de un bello mensaje que aviste perfecto el fina.
    Me encantó leerte!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana ¡Y a mi me encanta que llegues...!!! Gracias por tu visita y bellas palabras ¡Besitos miles hermosa...!!!
      😊 😊 😊

      Eliminar
  3. Maravilloso precioso encantador precioso ,sin palabras , gracias Maria ,estoy llega al alma ,y te hace pensar que debemos ser mejores, y ser siempre humildes dulce corazón de melocotón , gracias por compartir estas maravillas ,abracitos ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El maravilloso eres tú mi Iisdro...!!!Gracias por llegar mi corazón,dulce sabor de melón...Abracitos y muchos muas ♥ 😊 ♥ 😊 ♥ 😊 ♥

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: