Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

domingo, 6 de marzo de 2016

AZUL

AZUL






El niño se despertó sobresaltado en medio de la noche.  La tormenta que se desató hacía 
zozobrar el viejo  faro, su aliento entraba por debajo de las puertas.
Los cuidadores corrían hacia todos lados intentando cerrarle el paso al agua que entraba por las puertas y algunas grietas en el techo.
Las viejas persianas de madera se batían sin tregua por la furia del viento.
Mientras, el pequeño desde su cuarto solo escuchaba el llanto de una niña.
Venía de afuera y sentía que era su obligación darle ayuda.
Salió sin ser visto y comenzó a caminar por el bosque bajo una amarga lluvia azul y  vientos  que por momentos lo elevaban por los aires. Los árboles se retorcían dibujando tétricas siluetas en la negrura de la noche.
Más siguió caminando, desafiando las inclemencias del tiempo con el solo objetivo de salvar a la dueña de aquel llanto.
Apuró el paso hacia la costa ayudado por la luz de su farol entre relámpagos rojos furiosos.
Recorrió cierto trecho y de pronto los gritos se escucharon más fuerte. Estaba cerca.
Llegó a una pequeña bahía.
Y allí estaba, en el agua con su aleta atrapada entre dos rocas, llorando.
Por un instante dudó pues no esperaba encontrarse con una pequeña sirena, más pensó que en definitiva no dejaba de ser una niña en problemas.
Corrió hacia ella, le extendió su mano y asiéndola con fuerza logró liberarla.
La niña se sintió tan feliz que se acercó al niño y lo besó en los labios para perderse luego alegremente en el mar bravío…
-Dime tu nombre por favor.- gritó el niño mientras la veía alejarse.
Ella lo escuchó, regresó, lo miró a los ojos y le respondió:
-Azul, mi nombre es Azul.-


-Han pasado cuarenta años de aquel beso. La historia no me la creyó nadie pero juro por mi vida que ocurrió…me besó una sirena.

                                                        

                                                          F    I    N

5 comentarios:

  1. Este relato fue el primero que te leí y como la primera vez me ha fascinado... ¡Gracias por compartir mi Richard,te mando abracitos con cariño...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que placer es para mi saludarte nuevamente.
      Es un honor para mi. mi querida señora. Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Maravillosa entrada encantadora gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Impresiona el relato, primero por el viento que azotaba y la climatología y luego cuando encuentra a la niña, la verdad es que no te esperas el final, pero es un contraste, porque concentra la sutileza e inocencia de los niños con la sorpresa de reconocer finalmente la identidad de aquella niñita. Es un cuento para dejarse llevar. Me ha encantado. Excelentemente narrado por tu parte. Comparto.
    Un beso, Ricardo.

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: