Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

martes, 2 de febrero de 2016

Maná

MANÁ


No, no es el grupo musical, no te confundas, es el alimento mítico del Antiguo Testamento. Cuando uno dice que algo le ha venido como maná caído del cielo habla de un milagro, de un golpe de buena suerte, de una circunstancia de lo más oportuna... ¿Pero qué era el maná?, ¿de qué estaba hecho?

Para empezar, el maná se menciona en la Biblia mucho antes del Éxodo. Después de la expulsión del Paraíso, Yahvé mandó a unos ángeles llamados "Hijos de Dios" para que enseñaran a la humanidad la verdad y la justicia. Pero se acabaron apareando con mujeres y de ahí nació una raza de gigantes. Yahvé los llamó "Caídos" y les negó la inmortalidad. Pero los Caídos tenían enormes apetitos, especialmente de carne humana, por lo que Dios "hizo llover sobre ellos maná de muchos sabores diferentes". Ellos lo rechazaron y comieron hombres y animales, por lo que Yahvé empezó a pensar en el Diluvio.

Cuando los israelitas salieron de Egipto y tuvieron que vagar cuarenta años por el desierto, Dios les regalaba maná todas las mañanas, menos el sábado, por lo que el viernes tenían que recoger doble ración. Su nombre viene de una expresión de asombro hebrea: Man hu (¿Qué es esto?). Aparecía cuando se secaba el rocío y debía ser recolectado antes de que saliera el sol, que lo derretía. No se podía almacenar, salvo el viernes; si se guardaba cualquier otro día, se agusanaba y depedía un hedor insoportable. 

Ni los propios judíos se ponen de acuerdo sobre su sabor y aspecto; unos dicen que era como el coriandro y otros como la mirra. Que sabía a miel en obleas, a aceitunas, a tortas de aceite o a lo que uno más anhelase, ya fuese pan recién horneado o el aroma de la felicidad. Esto último, unido a su pudrición si se almacenaba, ha hecho pensar a algunos mitólogos modernos que, en realidad, se trataba de hongos alucinógenos que los hebreos encontraban en el desierto. Así lo estima el etnobotánico inglés Terence McKeena, quien afirma que se trata de la seta Psilocybe cubensis, que contiene un poderoso alcaloide, la psilocibina.

Si quieres conocer otra droga que tomaban las españolas del siglo XVII y que aparece en Las Meninas, te invito a mi blog personal:

4 comentarios:

  1. A ver,deja veo...No me lo puedo creer que he alcanzado la primera fila para comentar :DDD Desconocía esa teoría del etnobotánico inglés Terence McKeena sobre que el maná fuesen los llamados hongos alucinógenos,seguimos aprendiendo con tu indeleble pluma ¡Más que estupenda entrada mi José Juan,gracias por compartir....!!! ¡Te mando abracitos con cariño...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, esta vez eres la primera! Pero tú sabes que estás fuera de competición, eres medalla de oro eterna. Muchas gracias y un besote.

      Eliminar
  2. Una gran entrada muy interesante y maravillosa gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: