Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

miércoles, 24 de febrero de 2016

Clavos Dorados



Por Salomón AcuñaMetacracia Web

Recuerdo aquellos días en que estaba en el liceo, a diferencia de la gran mayoría yo estudie en un liceo militar interno, un sitio al que no me arrepentiré jamás de haber ido, tanto así que me gradué allí. Creo que gracias a la educación familiar que he tenido y la forma en la que soy en definitiva, tuve la oportunidad de vivir unas experiencias muy educativas pero nada fáciles. Y se las voy a contar para que entiendan el título de este artículo.


Cuando entre al liceo militar, mas o menos sabia lo que iba a vivir pues mi hermano mayor ya se había graduado allí antes, pero por mucho que te cuenten no sabes lo que es hasta que lo vives. La vida del militar es muy dura, hay que pararse muy temprano, acostarse muy tarde, hacer mucho ejercicio, comer mal, soportar atropellos, estudiar mucho, pasar hambre, mas ejercicio, sanciones por errores, oler gas lacrimogeno, pasar muuucho tiempo de pie, en fin hay que vivir una rutina diaria bien extrema la cual la mayoría no soporta. Sobresalir en medio de todo eso no es nada fácil, de hecho te pueden castigar por eso, y de hecho fue lo que me paso durante 5 largos años. Mi promedio siempre fue el mejor de mi promoción, procuraba siempre mantenerme arreglado y no faltar el respeto a nadie, no era bueno con el ejercicio pero lo supere, tampoco con los deportes pero aprendí, cumplía siempre con mis deberes como superior y subalterno de la forma más eficiente que me fuese posible, y nunca jamás me dieron el mérito que me merecía, pocas veces y por obligación me ponían en ese cuadro de honor tan bonito. No lo entendía, eso me llenaba de impotencia, decepción, a veces odio e incluso desmotivación, pero trataba de mantener mi mente positiva, sin perder el rumbo de lo que me habían enseñado en mi hogar. Sin embargo veía como otros que no hacían todo lo que yo tan bien, o hacían todo lo contrario disfrutaban de beneficios y condecoraciones. ¿Porque?

Recuerdo que una vez alguien me dijo "porque eres demasiado bueno y no queremos que te creas la gran cosa", otra persona me dijo "porque eres bueno pero necesitamos más de ti", y otro simplemente me dijo: "porque eres tan bueno que puedes soportarlo". Las mismas frases se la han dicho a mi novia varias veces y creo que solo ahora, entiendo realmente por que, a pesar de que ya lo había oído antes.

La gente tiene la errada percepción de que cuando un clavo brilla hay que martillarlo hasta que se rompa, para ver hasta donde llega, si no se rompe entonces es de calidad. En vez de mas bien tratarlo como lo que es, una joya, una pieza valiosa.

Esto va muy dedicado a los profesores, maestros y padres que presionan en vez de motivar. Nos dicen que debemos ser excelentes, los mejores, y nos presionan para que lo seamos, nos colocan pruebas, y piedras en el camino para que "aprendamos", ¡Nos martillean! Y si soportamos y seguimos brillando entonces tienen el tupé de acreditarse el mérito. Pero que pasa si el clavo se quiebra? Entonces no era de calidad? O es mas bien que hiciste algo mal? Por supuesto! Trataste como clavo a quien es joya, lo rompiste y ahora no sirve ni para clavo ni para joya, y definitivamente no hay que tomarse esto a la ligera, hablamos de los sueños, ilusiones y esfuerzos de un ser humano y del sadismo con que muchos se empeñan en destruirlos conscientes o no de ello. Si mas bien puliesen, con afecto y firmeza, moldeando la mano para llegar a cada rincón, quizá ahora en vez de estar obsoleto estaría brillando más que antes. Esa es la diferencia entre motivación y presión, y yo creo que un profesor, maestro, padre o líder debe motivar antes que presionar. Son los tiranos, los jefes, son los mediocres los que presionan, porque quieren que te quiebres y dejes de brillar.

¿Cuantos hemos sido tiranos sin saberlo? ¿Cuantos siguen siéndolo? ¿Cuantos creen que ese es el camino ideal? No lo se, lo que si sé, es que todos somos clavos dorados.

4 comentarios:

  1. Muy buen tema Metacracia Web,nos lleva a la reflexión ME HA GUSTADO MUCHO...Gracias por compartir...¡Te mando abracitos con cariño...!!!

    ResponderEliminar
  2. Mi primer marido estaba en el ejército, Vietnam, yo no me ha gustado lo que hizo por él. Ruego que tu nunca, nunca, tiene que ir a la guerra querido amigo. Mucho amor y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Usted, Metacracia, tienen describe dos fenómenos con los que estoy familiarizado. El primero es la diferencia entre la motivación y la presión. Fui a una escuela primaria en mi ciudad natal que fue atendida por monjas. La disponibilidad de conocimientos, retos para el proceso del pensamiento, y el pensamiento crítico se les dio a mí en dosis acordes con mi edad y habilidad de asimilarlos. Sobresalí en la escuela. Yo tenía pocos amigos, pero tuve el rendimiento académico. Que satisfechos mi madre.

    Luego fui a la escuela secundaria más cercana a mi hogar. Mi hermana era maestra allí. Ella tenía las narices en todo lo que hice o no hice y ella decía siempre mi madre sobre ello. ¡Perra! Entre ellos, me presionaron para tomar ciertas materias, estudiar la forma en que mejor les pareciera, y tener una vida social como la que quería para mí tener. Hubo una presión constante para estar en la lista de honor. ¿Cómo funcionó? Tú decides. Me gradué 105/435 con un promedio 89 y tan pronto como pude, me fui de casa y se unió a la Guardia Costera de Estados Unidos! Y nunca he lamentado que porque me dio las habilidades para la vida que me permitió comer y tener un techo sobre mi cabeza. Mi madre quería que estudiar química en la universidad después de la secundaria. Serví mi mandato y fui a la universidad y más tarde obtuvo una maestría en negocios.

    Mi madre murió en 1981. Nunca lloré por eso. No he hablado con mi hermana desde 2002 y me siento bien por ello. Perra.

    La otra cosa que usted describe, acerca de cómo otros toman su excelencia, es lo que llamo los "cangrejos en un cubo" fenómeno. ¿Alguna vez ha visto cómo los cangrejos en un cubo subirán una sobre la otra para salir de la cubeta, pero tan pronto como se obtiene una garra sobre el borde hay otro para agarrarlo desde el interior y tire de él hacia abajo? Lo mismo sucede con otros que ven sus logros y el éxito. Si no pueden tenerlo, no se puede tenerlo.

    Por favor, continuar.

    You, Metacracia, have describes two phenomena with which I am familiar. The first is the difference between motivation and pressure. I went to a primary school in my hometown that was staffed by nuns. The availability of knowledge, challenges to the thought process, and critical thinking were given to me in doses commensurate with my age and ability to assimilate them. I excelled in school. I had few friends but I had academic achievement. That pleased my mother.

    Then I went to the high school nearest to my home. My sister was a teacher there. She had her nose into everything that I did or did not do and she was forever telling my mother about it. Bitch! Between them they pressured me to take certain subjects, study the way that they saw fit, and have a social life like they wanted for me to have. There was constant pressure to be on the honor roll. How did that work? You decide. I graduated 105/435 with an 89 average and as soon as I was able, I left home and joined the United States Coast Guard! And I have never regretted that because it gave me the life skills that allowed me to eat and have a roof over my head.

    My mother died in 1981. I never cried about that. I have not spoken to my sister since 2002 and I feel good about that. Bitch.

    The other thing that you described, about how others take your excellence, is what I call the "Crabs In A Bucket" phenomenon. Have you ever seen how crabs in a bucket will climb over one another to get out of the bucket, but as soon as one gets a claw over the edge there is another to grab it from the inside and pull it back down? So it is with others who see your achievements and success. If they cannot have it, you cannot have it.

    Please carry on!




















    ResponderEliminar
  4. Una maravillosa entrada que nos hace reflexionar lo que nos pasa a diario en la vida diaria gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: