Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

jueves, 28 de enero de 2016

LEGADO

        



Dicen que todos tenemos una misión en esta vida, yo creo que venimos por más, creo que todos estamos aquí para dejar un legado, para quienes después de nosotros siguen caminando. Un legado viviente, lleno de esperanza y esplendor.

Algo que me gustaba mucho cuando niña eran los sábados en que mi madre me dejaba a cargo de la abuela, esto no era muy seguido, pues  siempre me traía consigo, más había trabajos donde no le aceptaban que me llevara entonces, forzosamente, quedaba  a cargo de todos y de todas.

Ésos sábados me  resultan inolvidables. Mis tías se preparaban entusiasmadas para ir a la Gran feria del Ejido, ser invitada a bailar en la plaza por un acaudalado ranchero o prominente hijo de campesino era algo así como ser elegidas por un príncipe, mis tías se volvían loquitas por ir a la Gran Feria.
      Recuerdo  como veía embelesada a una de ellas, mi tía María Concepción, la tía Conchita, me encantaba ver cómo se maquillaba, admiraba tanto su belleza, ojos castaños claros como la miel y cabello negro azulado ,una anatomía perfecta sostenida por un par de hermosas piernas. La veía con ensoñación porque además   ella siempre estaba cerca de mi.
-¿Para que te pintas tía?
-Para estar bella-me contestaba volteandose hacia mí sosteniendo su labial, para luego continuar con su arreglo.
-Pero eres muy hermosa-le decía yo

Entonces, aquél sábado, tomándome en sus brazos me llevó con ella sentándome  sobre la cama, a su lado y tomando mis manos recuerdo que me dijo:
-Mi Coyito(Así me nombraba ella ,diminutivo de socorrito, mí segundo nombre)Debes saber y no olvidar que siempre, siempre, las mujeres debemos lucir bellas, sé que  soy muy atractiva-decía mientras acariciaba su cabello-pero quiero serlo siempre. Escucha, hace muchísimos años, en la antigüedad existió  una mujer muy hermosa, su nombre era  Cleopatra, reina de Egipto, su  belleza era sólo comparada a la de una Diosa, grandes reyes, hombres de todas las regiones viajaban tan sólo  para rendirse ante su belleza y aún siendo tan bella ¿Crees que por ser hermosa no se maquillaba? Claro que no, se hacía bañar con leche de burra para mantener su lozanía y sus sirvientes preparaban con pétalos de rosas sus pinturas y perfumes. Entonces mi Coyito, aunque seamos lindas, siempre, siempre debemos mantenernos bellas-Y después de llenarme de besos continuó maquillándose.

   Esa noche me dormí pensando, imaginando a mi tía, imponente como una Diosa mientras sus sirvientes alrededor, entre lagos y flores exóticas preparaban de sus pócimas y perfumes.

  Al día siguiente juntando frasquitos y flores pensé en hacerle un perfume a mi tía, entré al baño y tomando alcohol y todo lo que olía bonito empecé a mesclar, me emocionaba pensar en la alegría que le daría a mi tía Conchita con un perfume echo por mí misma pero mi sonrisa se congeló al llegar  mi tío Genaro
-Pero mira nada más, vas a ver ahorita –Y quitándose el cinto se vino sobre de mí, entonces tiré de los frascos y empecé a correr, casi podía sentir el azote del cinturón en mi espalda entonces corrí hacia el arroyo
-Te va a picar una víbora-me gritó mi tío y yo me paralice…-Lo único que sentí fue la calidez de unos brazos levantándome, era mi tía quien me levantaba en vilo abrazándome.
-Eres un bruto, mira cómo la has asustado


-Le voy a poner una chinga* y a ti también si te atraviesas, ve lo que hizo en el baño –entonces mi tía le dijo
-Mi Coyito es muy buena niña, nunca hace diabluras, por qué no les pegas a los demás que te dejan la casa de cabeza.
Entonces mi tío acarició su cinturón y le dijo
-bájala que si no la corrijo lo volverá a hacer, ¡bájala…!!!

-Se te cae el pantalón-le dijo mi tía  y en esa distracción  corrió conmigo en brazos y no paramos hasta llegar al baño entonces sacando trapos y jabón me dijo:
-Limpia Coyito
Cuando el tío Genaro llegó mi tía estaba de espaldas pero era  muy inteligente y al sentirlo cerca me dijo en voz alta:
-Tu tío tiene razón, este no es lugar para jugar, ándale a limpiar-me guiñaba un ojo y mi tío poniéndose de nuevo el cinturón se alejaba, ya desde  pequeñita se me iba y venía el alma al cuerpo.

Caída la noche, mientras mi tía contaba a mi madre lo ocurrido pude explicarle  del regalo que había querido prepararle, recuerdo sus  brazos rodeándome emocionada llenándome de besos.

   Mi tía conchita sigue conservandose bella, quizás posea el secreto de Cleopatra o es la belleza de su alma que traspasa su piel, el trabajo  no me permite ir tan seguido como quisiera al rancho, pero cuando voy y la veo, al abrazarla no puedo evitar recordar toda esa ternura que me dio….Así pasen los años, su legado en mi está intacto, me enseñó a extender mis brazos, a ofrecer mi  ternura y amor, a no permitir injusticias a mi paso. Si, la miel de su amor se adentró en mi alma y corazón.

       Sin  ser líderes de masas, reyes o grandes pensadores somos Gran Diosos y Gran Diosas, luego entonces, dejemos día a día, a los nuestros,su legado. No sabemos cuántos lobos disfrazados se encuentren a su lado, pero que nos baste saber que somos fuerza, somos familia…aspiremos a ser ante las adversidades de la vida, una luz en los nublados días.





DENTRO DEL ALMA (Fragmento)

Es mucho lo que está guardado
dentro de tu alma  hay una canción
la protesta que no se ha pronunciado
atada a una pequeña ilusión.

Humanidad… ¡ADELANTE..!!!
el amor es tu motivo
el brillo no hace al diamante
busca el oro bajo el río. 





Recuerda que puedes leer más de mis relatos en mi blog:Presentimientos 




Glosario
Chinga: Del verbo chingar, cuyo significado iguala la palabra, pegar muy muy fuerte, como para que no lo olvides nunca, molestar, y mucho más.
Es palabra utilizada por la clase popular mexicana  con diferentes connotaciones. Por ejemplo:
Cuando el tío decía “Te voy a poner una chinga” quería decir “Te voy a pegar tan fuerte que no lo olvidarás”

Otro ejemplo:
Cuando alguien te dice “Te quiero un chingo” quiere decir “Te quiero con toda el alma, más que a nadie en el mundo, algo así como un "Te amo" elevado a la máxima potencia”   La utilización de esta palabra sea en positivo o negativo es para denotar fuerza en lo que pretendemos expresar.  Por ejemplo, cuando alguien es muy bueno en su trabajo le dicen "Que chingón eres" Y ahí es un halago.  Todo parte de la palabra más usada en la mexicanidad derivada de la tan citada palabra de Octavio Paz "la chingada"   La cual también se  utiliza para cuando alguien te ha fastidiado y quieres mandarlo, muy muy lejos te dicen "Mandalo a la chingada"  En las altas esferas este término es considerado una grosería o mala palabra, aunque no están exentos de usarla.



9 comentarios:

  1. Que infancia bonita y gracias por la definición de algunas palabras que solo conocía su definición menos linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Federico...Qué alegría tu visita....!!! Gracias a ti por llegar... ¡Te mando abracitos con cariño...!!! :)

      Eliminar
  2. A través de esta nueva historia de tu anecdotario familiar, siempre repleto de gran cariño y ternura hacia estas personas que hicieron de ti, lo que ahora todos o casi todos podemos intuir y apreciar, una persona que ha crecido en un ambiente familiar muy armónico, lleno de amor y que ahora ya adulta, nos suele causar una gran empatía y cierta admiración, como confieso es mi caso. Dicho esto, también es evidente, que al estar rodeada en esa etapa infantil, fundamental para el desarrollo integral (mente, cuerpo y espíritu) de estas personas, como tu tía Conchita, tu abuela, tu madre... te sirvieron de ejemplo en tu vida para llegar a comprender que debemos dejar ese buen legado a los que vengan detrás, prepararles el camino y a ser posible mejorar su futuro.
    Estoy de acuerdo contiga, amiga María del Socorro, en que esta vida no es una casualidad o un puro azar, sino todo lo contrario, estamos en esta existencia porque lo hemos elegido antes en otra vida, en otras circunstancias, ya que nuestra alma es inmortal y vamos cambiando de cuerpo como de traje, para cumplir nuestros deseos... Hasta que llega un instante lúcido, donde conectamos con nuestra Conciencia o alma y ahí es cuando ya no necesitamos seguir esta rueda de reencarnaciones y nos liberamos definitivamente de esta dependencia material o egoísta.

    De nuevo, me ha encantado disfrutar con esta nueva historia, donde ese "legado" nos motiva a una buena reflexión.
    Milessss de besitosssss preciosidaaaad...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Consciencia y Vida Magazine,siempre conmoviendome con tus comentarios,tan bellos y precisos...A mi también me ha encantado esa bella forma que tienes de leer y captar la esencia de mis letras ¡Gracias por ESTAR...!!!! ¡Besitos miles hermosaaaa...!!!!

      Eliminar
  3. A través de esta nueva historia de tu anecdotario familiar, siempre repleto de gran cariño y ternura hacia estas personas que hicieron de ti, lo que ahora todos o casi todos podemos intuir y apreciar, una persona que ha crecido en un ambiente familiar muy armónico, lleno de amor y que ahora ya adulta, nos suele causar una gran empatía y cierta admiración, como confieso es mi caso. Dicho esto, también es evidente, que al estar rodeada en esa etapa infantil, fundamental para el desarrollo integral (mente, cuerpo y espíritu) de estas personas, como tu tía Conchita, tu abuela, tu madre... te sirvieron de ejemplo en tu vida para llegar a comprender que debemos dejar ese buen legado a los que vengan detrás, prepararles el camino y a ser posible mejorar su futuro.
    Estoy de acuerdo contiga, amiga María del Socorro, en que esta vida no es una casualidad o un puro azar, sino todo lo contrario, estamos en esta existencia porque lo hemos elegido antes en otra vida, en otras circunstancias, ya que nuestra alma es inmortal y vamos cambiando de cuerpo como de traje, para cumplir nuestros deseos... Hasta que llega un instante lúcido, donde conectamos con nuestra Conciencia o alma y ahí es cuando ya no necesitamos seguir esta rueda de reencarnaciones y nos liberamos definitivamente de esta dependencia material o egoísta.

    De nuevo, me ha encantado disfrutar con esta nueva historia, donde ese "legado" nos motiva a una buena reflexión.
    Milessss de besitosssss preciosidaaaad...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Preciosas palabras,gracias miles amiga querida....!!!!

      Eliminar
  4. Maravilloso encantador sin palabras gracias por traer estas maravillosas letras muchos abracitos feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Lo que un querido amigo bella historia. Me recuerda mucho a mi experiencia con mi propia madre. Ella era más como una hermana, compartimos todo juntos, "confidantes". Muchas gracias por compartir esta maravillosa historia Mari.

    ResponderEliminar
  6. It has improved my day to read your warm and wonderful story, Maria! In my house it was my mother who was the one to avoid. She had six children whom she believed should be seen and not heard, who should behave better than angels. (I was the middle child.) The least little thing that did not meet her idea of perfection would set her off like dynamite. She would tell my father and whip his anger into a frenzy and when he was in a blind rage from her goading and prodding, he would come after me. That is her legacy. Sometimes I would be able to get to my grandmother and she would step in and defuse the situation. I lived with her for a whole year and it was one of the best years of my juvenile life, just to be away from the need to be perfect by my mother's definition. I remember her with warmth and fondness. My father, on the other hand, changed quite a bit as I became older. We became great friends within the family, very close. His legacy to me is that I miss him dearly and I ask every day for God to tell him so and to say hello for me. Can I relate to your story on some level? I believe that I can. Am I conscious of the legacy that I leave? You can bet that I am. God loves me and I am sharing that love freely. Kisses!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: