Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

jueves, 28 de enero de 2016

ITINERARIO

Tim Walker



Subió jadeante la empinada cuesta con un impulso que le explotaba adentro. Escaló la reja oxidada, cuando su cuerpo cayó del otro lado aquel  impulso se convirtió en una excitación que le subió por los muslos, firmes por el esfuerzo, provocando un placentero palpitar entre las piernas. 
 Un relámpago anunció la tormenta que comenzó a caer sobre ella mientras se internaba en el laberinto de lápidas que con su impasibilidad  le dieron la  bienvenida. La fría lluvia erizó su piel, paladeó  el sabor a lodo que salpicaban los goterones  invadiendo su rostro, su tránsito seguía en galope respondiendo a la vehemencia incontrolable que la había sacado de entre sus tibias sabanas, que la había arrojado a la calle en una noche sin luna, que la había hecho dirigir sus pasos al cementerio.

Se quitó el pelo de la cara y   el roce  accidental de sus dedos encendieron  sus pezones. Ambas manos rozaron su cuello, sus pechos, su respiración aceleró, era imposible contenerse. Se tendió sobre un amplio mausoleo. El ángel que custodiaba el sepulcro fijó sus ojos de piedra en aquellas caderas vibrantes. Sus manos autónomas bajaron por el talle al  pubis; la llevaron al placer.
 
Sus dedos transitaron un  itinerario ignoto, con maestría, con dureza y dulzura concertadas, la tormenta se deslizó por cada milímetro de su piel, una fuerte explosión le sacudió los sentidos,  coros de relámpagos acompañaron el clímax... Jadeante, sin poder estar un segundo más sin saciar aquel deseo comenzó a agitarse sobre la dura lápida.  
El demonio que la había hechizado abandonó  los nichos desde donde lo había presenciado todo. Lista su presa era el momento de tomarla.

DIANA PINEDO

MÁS NARRACIONES OSCURAS: 
SANTUARIO 
TIEMPO MUERTO
DE ESTE LADO
SAQUEO






12 comentarios:

  1. Un relato que quita el miedo a visitar un cementerio. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visitarlo así resulta tentador ;)
      Gracias por leer y comentar Maria del Carmen!
      Abrazo!!

      Eliminar
  2. Interesante esta especie de embrujo combinada con ese tétrico y provocador escenario de un cementerio. La vida, representada en este caso por la pasión endiablada y la muerte que espera su presa detrás de esas lápidas, mientras su guardián, el ángel custodio la embestía sobre la fría y dura lápida.
    Me gustó leerte de nuevo, Diana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vida, muerte, placer y más allá entrelazados... Muchas gracias por leer y por dejar este gran comentario Consciencia y Vida.
      Abrazo!!

      Eliminar
  3. Muy fuerte....Un escenario tétrico y pasional que no deja de traer en tu tinta un mensaje de la vida acechada y de alguna manera seducida por muerte....Imaginé cada escena como una película de cine...SIEMPRE COMPLACIDA DE LEERTE Diana ¡Gracias por compartir...!!! ¡Besitos hermosaaaaaa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vida acechada por una muerte seductora, me encantó esta frase.
      Muchas gracias por leer y comentar querida Maria del Socorro, tus comentarios son siempre un gran alimento para estas letras :)
      Besos!!

      Eliminar
  4. Maravillosa entrada un poco trágica con mucho sentimiento gracias Diana Pinedo Ortega saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Isidro por leer, difundir y comentar.
      Abrazo grande!!

      Eliminar
  5. Interesting place, interesting time, interesting story. Thank you for sharing it, Diana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paula, me halaga que así te lo parezca :)
      Abrazo!!

      Eliminar
  6. Bien logrado, con un erotismo sublime...
    Contrasta el telón con el calor del personaje

    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer y comentar Francisco, me alegra que te haya gustado!
      SALUDOS!!!

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: