Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

domingo, 24 de enero de 2016

El alimento de los dioses

EL ALIMENTO DE LOS DIOSES



En estas entradas que te traigo sobre curiosidades gastronómicas hemos comido de todo, como en un banquete de Pantagruel. De todo lo que un ser humano pueda (y quiera) comer, claro. Hoy, en cambio, quiero contarte qué comían (o comen, que nunca se sabe) los dioses.

Ganimedes fue un bellísimo efebo troyano raptado por Zeus encarnado en un águila, su águila totémica. Aparte de para lo obvio, el padre de los dioses se lo llevó al Olimpo para que escanciara néctar y sirviera ambrosía en los ágapes divinos. Aunque los 
mitólogos aún no se han puesto de acuerdo, parece que el néctar era una bebida que se mezclaba con agua -como el vino de los mortales- y la ambrosía un alimento al que se le atribuyen propiedades psicotrópicas. Por eso algunos autores lo identifican con una seta alucinógena, la amanita muscaria, el hongo de los aquelarres. Uno y otra garantizaban la inmortalidad de los dioses olímpicos, pues entre sus componentes estaba el icor, la sangre divina y eterna que envenenaba a los mortales. Es decir, Zeus y los suyos eran, hasta cierto punto, vampiros, pues bebían de su propia sangre y de la de sus padres, hijos, hermanos y primos.

Pero también comieron alimentos más pedestres. Una de las razones por las que Zeus encadenó a Prometeo a una roca del Cáucaso fue por hurtarle la carne de los sacrificios. El héroe enseñó a los humanos a sacrificar un buey a los dioses, aunque guardándose lo mejor. En el primer sacrificio, Prometeo hizo dos montones: uno con la carne y las vísceras escondidas en el pellejo del buey y otro con los huesos bajo una apetitosa capa de grasa. Zeus eligió el segundo y, claro, se llevó un chasco. Pero el rey del Olimpo, al final, acabó comiendo carne, pues, tras encadenar al astuto Prometeo, día tras día le picoteaba, transformado otra vez en águila, el hígado.

Por cierto, Ganimedes, al que Hera, la esposa de Zeus, no soportaba, sustituyó a la copera Hebe, muchacha hermosísima que se casó con Heracles cuando este fue elevado a los cielos.

En la mitología hindú también aparecen el néctar y la ambrosía como alimentos divinos, aunque no es precisamente lo que comía Kali, la diosa azul con la lengua roja. Lo digo porque llevaba un collar de cráneos humanos y danzaba sobre una montaña de calaveras, equilibrada gracias a sus muchos brazos.

Aún hoy se debate si los dioses aztecas bebían sangre humana y comían la carne de los sacrificios, como Kali. Lo que si parece claro es que tomaban chocolate, pues el nombre científico del cacaotero es theobroma cacao, donde el griego theobroma se traduce como "alimento divino".

Y aún no despido a Ganimedes, porque resulta que fue la imagen de la cerveza Budweiser a principios del siglo XX. Imagino que en las orgías del Walhalla, servidas y amenizadas por valquirias, los dioses, junto a héroes y guerreros, debían de trasegar toneles y toneles de cerveza. Pero solo los inmortales divinos podían comer las manzanas de la eterna juventud, que la diosa Idunn guardaba en una caja de fresno; su nombre, como ya te imaginarás, significa "siempre joven". Cuando Odín o Thor empezaban a envejecer, Iddun, cual serpiente del Edén, les ofrecía una. Por cierto, en realidad no se sabe qué fruta comieron Adán y Eva, pues la Biblia no lo dice. El invento de la manzana procede de una mala traducción al griego.

Como en la mitología nórdica, las manzanas de oro de las Hespérides, que Heracles robó para el rey Aristeo, proporcionaban vida eterna. Y es que ya sabes lo que dicen: "Una manzana al día aleja al médico de casa".

Por cierto, en la España del siglo XVIII, tener un cocinero francés en casa "era divino". Te lo cuento en mi blog personal:

4 comentarios:

  1. Una deliciosa entrada mi José Juan...No pierdes el toque y eso es estupendo para quienes te seguimos y leemos ME HA GUSTADO MUCHO Gracias por compartir ¡Que gocéis de una muy buena semana,besitos,celestiales...!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María. No pierdo el toque, como Messi. Feliz semana para ti también. Un beso.

      Eliminar
  2. Maravillosa entrada encantadora gracias por compartir saludos cordiales gracias

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: