Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 18 de diciembre de 2015

Sueño

Tiene un buenos días. Uno cuyo sabor aún no logra descifrar. Un rostro se asoma por las esquinas de su memoria, pero no sabe qué sentido conferirle. Lo siente y lo piensa, más no atina a describir bien su perfil. Anoche, en sus sueños, apareció de frente, montando bicicleta, iba de espaldas al timón y todavía así, dominaba el destino que tenía al frente. Conducía caminos pedregosos, inclinados, obtusos, poco amigables y muy 
retadores para cualquier caminante. Ella iba frente a él y él frente a ella. Dominaba los espacios, besaba sus labios de tanto en tanto, acariciaba su frente y tomaba su mano. Nunca reparó en el hecho de que no veía hacia el frente, más aún, conquistaba todos los recovecos y curvas del camino. Ahora, ya despierta, tenía un extraño sabor en la lengua, y no era por al alcochol de la vispera, era el sabor de la incertidumbre, era el sabor del no saber qué venía. Un sabor tan familiar en sus papilas, uno sabor que siempre saludó. Aunque ese sabor le olía a gozo, a piel húmeda, tabaco y café. Olía a notas cítricas y a crema de rasurar. Resolvió quedarse quieta, esperando a ver que el rostro se definiera. Ni ella ni él tenían idea de qué pasaría.

Derechos de autor Gnosis Rivera
http://volandoalras.blogspot.com/

2 comentarios:

  1. Una entrada maravillosa encantadora gracias feliz navidad saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. La belleza de saberse a su lado,la belleza de saber que habrá un despertar que siempre ha soñado...PRECIOSO Gnosis ¡Gracias por compartir...Besitos hermosa y que tengas muy felices fiestas..!!!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: