Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Gordo cabrón... (Micro)

Extraída de Google

Las órdenes de Iván eran claras y transparentemente simples: matar al gordo cabrón que le había robado el desayuno al primogénito de Anuska Cherchenko. 

Faltan como quince años aún para que ese apodo le persiga como el perro al cartero, pero hoy es el día en que "gordo cabrón" tendrá que seguir la cola del diablo escaleras abajo.

Un parque infantil no debería ser un lugar para que un crío de seis años muera, él mismo no había pisado nunca ninguno. En Ucrania se habrían olvidado de que existían.
Llamar a un crío gordo cabrón, tampoco era tan habitual en el viejo Londres. En su país podría llegar a ser su nombre de pila, como Anuska Cherchenco el de una Institución.

A los que deberían pegar un tiro son a sus padres, por no dejar manos libres para que el crío pueda asirse bien a los columpios. Demasiados kilos para correr bajo cualquier bombardeo ruso.

Tres meses en esta maldita y triste ciudad, y mi primer trabajo es ajusticiar los lloros mimados y resentidos del crío del jefe. 

¡wow! La llamada…

-Sí, señor. Cherchenko-
-Ya veo que estas preparado, y con el arma en la mano. He mandado que te vigilen, solo quería ponerte a prueba. No te cargues al crío. Mi hijo es un puto idiota, pero es mi hijo. No somos unos animales como nos quiere pintar la bofia británica ¿Está con su madre o con su padre?
-Es un hombre, debe ser su padre-
-Bien… pues cárgatelo… ya que estas ahí…
-Sí, señor Cherchenko-

... Nadie debería morir en un puto parque infantil.

4 comentarios:

  1. Micro interesante, sobre todo la última línea. Gracias, Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la entrada gracias carlos suarez

    ResponderEliminar
  3. Como de película y queriendo mas :)))) ¡Gracias por compartir..!!! ¡Abracitos Carlos...!!!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: