Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

sábado, 5 de diciembre de 2015

El faro




Hay un viejo centinela que me cuida
no me pierde de vista al navegar
espera mis llegadas si es de noche
o de día, qué más da, es igual.
Y allí está para recibirme o despedirme
tal como mi padre lo hacía, en esas noches
de alocada juventud.

puedo presentir su mirada a la distancia
cuidandome la espalda,
hasta perderme por completo
adentrado en alta mar,
en un hasta pronto esperanzador de
volverle a ver una vez más.

Surco de regreso y si… Allí está
sabía que esperaba por mí
como siempre en todos mis viajes
como siempre en todos mis regresos
tantos años y le veo igual.

No se que haría sin su luz de guía
cuando por las noches he llegado,
y me indica camino al puerto de mis amores
donde debo anclar.
Oh! mi viejo centinela, cuánto te añoro.

Vieja columna de piedra bañada por salitre
que emergen desde las aguas
queriendo llegar al sol.
Viejo faro que guías los caminos
de los que se han dedicado

al oficio de la navegación.

4 comentarios:

  1. preciosa entrada maravilloso poema gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. De tinta especial,así son tus letras ME GUSTA....Evocas muchos sentimientos a través de tu faro,un orgullo seas parte de BLOGGER HOUSE..¡Gracias por compartir,besitos...Desde este navío..!!!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: