Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

sábado, 7 de noviembre de 2015

¡Que no encoges!

             Hay gente que debe padecer un curioso caso de hidrofobia: tienen pavor al agua de la ducha o a la del lavabo. El resultado de este temor es un olor corporal profundamente desagradable que convierte al que lo padece en un “pebetero humano”, y no en el buen sentido de la palabra.
            No me refiero, por supuesto, a los que sufren "hiperhidrosis" o exceso de sudoración.  Me refiero, simple y llanamente, a gente que no se lava y que desprende un tufo que se puede cortar con cuchillo y clasificar por zonas: olor a culo poco limpio, a boca sucia, a pies, pelo mugriento o sobaco cebollero.
            Hoy he subido varias veces en tranvía y ha sido una tortura, a pesar de que no iba  excesivamente lleno. Algunos parecen creer que utilizando dosis masivas de colonia se enmascara la falta de higiene. Permitid que os de una noticia: NO ES ASÍ. La colonia no puede sustituir al jabón, ni al desodorante, ni al champú, ni a la pasta de dientes. Sólo hace que se huela como a mierda en el jardín.
            Para colmo de males, el que diseñó el TRAM debió pensar poco en el tema “olores” pues decidió, alma cándida, tapizar de tela los asientos. ¿¿¿Cómo se le ocurre??? Así se quedan bien impregnados del aroma a ser humano (y a choto, en su caso).
            Y ¿qué me decís de lo que pasa en los ascensores cuando uno de estos particulares hidrófobos sube al mismo? Que el resto padece repentinamente de tortícolis pues sus cuellos y cabezas se van inclinando en dirección contraria a la del apestoso en cuestión. Y encima no puedes huir.
            Entiendo el miedo. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural a algo que percibimos como peligroso y que nos produce ansiedad pero dejadme tranquilizaros un poco:  el agua es bueeeena, el agua es saaaana, el agua no hace daaaaño.
Y un último consejo, lector: ¡Lávate, que no encoges!
 
 

 

12 comentarios:

  1. Sí. Es terrible. Yo lo he sufrido en el trabajo. Entraba al despacho y me ponía mala con la mezcla a colonia y sudor añejo. Al poco tiempo ya olía aunque la persona no pisara por allí desde el día anterior. Terrible. Y ya no digo nada cuando se acercaba a consultar algo. Mejor el sudor solo que unido a la colonia (que ya por sí sola, tampoco olía nada bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya es el colmo, porque al menos del autobús o tranvía te puedes bajar... me ha encantado lo de "sudor añejo", jajaja, me lo quedo para otra entrada de este tipo que seguro que la habrá. Un beso y gracias por leer y comentar.

      Eliminar
  2. Horrible. En más de una ocasión he tenido que apearme de un autobús o del metro, mucho antes de llegar a mi parada, porque no podía soportarlo. Además, ya sabéis -creo que Rosa, por lo menos, lo sabe- que mis relaciones con diversos estímulos sensoriales son, a menudo, un tanto peculiares, de modo que un olor, sea bueno o malo, se convierte en mucho más que un olor. Imaginad lo que es no solo oler esos hedores, sino también sentir su gusto en la boca. No, no es que me dedique a chupetear a los apestosos: es que, muchas veces, un olor, por ejemplo, se transforma también en sabor, en sonido, en colores... Sinestesia, vamos, algo que unas veces es muy agradable y, otras, todo lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso la sinestesia debe de ser un espanto, no me lo puedo ni imaginar. Percibir sólo con el olfato alguno de estos tufos ya resulta traumático, pero "saborearlos" con todos los sentidos... ¡Uff, qué horror! Mil gracias por leerme y por tus comentarios. Besos

      Eliminar
  3. Yo siempre me ubico en mi área de trabajo que son los niños,creo de ahí parte todo,los hábitos higiénicos deben fomentarse desde temprana edad tanto en casa como en la Escuela,el tema de salud yo lo llevo cada trimestre,además de una actividad ´permanente de revisión de limpieza de manos y odios,salud bucal,etc motivo mucho a mis nenes al baño y cuidado de su persona....Yo lo veo así ¡Buenísima entrada...!! ¡Gracias por compartirla,besitos linduraaaaa....!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los educadores hacéis una gran labor, María del Socorro, y contáis con mi admiración. Me alegra que te haya gustado mi entrada, un placer compartirla con vosotros. Besitos.

      Eliminar
  4. Una entrada muy interesante sobre la higiene personal gracias chari por compartir feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerla y por comentar, Isidro, me alegra mucho que te haya interesado. Besitos y buena semana.

      Eliminar
  5. Bueno, si podían sacudirse suficiente podrían sacudirse las pulgas apagado . Entonces llevarlos a casa para el perro. Me gustó la historia, y yo he tenido mucha experiencia con gente que tenía que la fobia. Que tengan un buen día querido amiga +Chari. {:o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cindy, por leerme siempre y por comentar, es un placer que mis historias te gusten. Un beso enorme, amiga hada

      Eliminar
  6. It is indeed fortunate that that among the senses, the sense of smell is the easiest to adapt to a negative change such as an unbathed body or, worse yet, an unbathed body that has not changed clothing lately. I worked in Washington, DC for 28 years and you can believe me when I tell you that between riding on the bus and the subway, the smells were at times out-of-this-world, and not in a good sense. And it was that much worse when it rained, especially in the winter. Have you ever noticed how infrequently people send their overcoats or raincoats to the cleaners? I am sooooooo glad that I have retired! May your tram rides be more pleasant and your week be a good one, Chari. Kisses and thanks again!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Out-of-this-world... what a good definition. And you're right, it is much worse when it rains!!! Thanks for your comment, Paula, you're really kind. Kisses

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: