Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

jueves, 12 de noviembre de 2015

A VECES

 La gente habla del “bullying”  como algo nuevo pero  siempre ha existido.

      Yo lo viví a los cinco  años, antes de ser adoptada por mi padre, en la pequeña y única escuela primaria en el rancho de la abuela. Ahí viví el bullying escolar.

      Fui una niña campesina, se burlaban de mis trenzas, de la mochilita que mi madre me había confeccionado con la mitad de un pantalón “levi’s” .Pero cuando mi madre conoció a mi padre todo cambió. Desde el primer día él me enseñó que en esta vida no estamos para comer y dormir, sino para procurar la felicidad, que si en el camino alguien nos agredía por nuestra forma de pensar dar la pelea y cuando cayéramos nos levantarnos con más fuerza, que existen muros difíciles de traspasar pero que con inteligencia podíamos derrumbarlos poco a poco, ladrillo  a ladrillo…hasta echarlos por tierra  con nuestras propias manos.

    Que nunca permitiera ser humillada en mi persona…él decía EN EL TRABAJO SIEMPRE HABRÁ PERSONAS POR ENCIMA DE TI…Y PERSONAS POR DEBAJO DE TI….SI TU QUIERES ESTAR MÁS ARRIBA SUPERATE,ESTUDIA,SI ESTAS ABAJO ACATA PERO NO PERMITAS QUE TE HUMILLEN…..DIOS DIJO MANSOS DE CORAZÓN,MAS NO MENSOS DE CONDICIÓN…jajajajajajaja…mi padre… fue un idealista que no tuvo estudio, pero inteligente  al fin me educaba como habían hecho con  él, con los dichos populares que corren como ríos de sabiduría por todo el pueblo.

      Mi primer año de escuela ya con mi papá recuerdo una niña que siempre me humillaba. Sus padres  eran agricultores muy acaudalados….Fue mi terror hasta que una tarde, le conté a mi padre.

-Papi…Patricia me molesta todo el tiempo
-¿Qué te dice?
-Muchas cosas muy feas…Dice que mis libros son de una editorial corriente y…que mi ropa también…Nos dice cosas feas a todos papito
-Y ¿hasta cuándo se van a dejar?
-Mama dice que no debo pelear…Que si soy mala Dios…

-Sí, ya se….ya se…Ideas que tu abuela le decía de niña…..eso de que “Dios te va a castigar”…Yo creo hija que Dios nos ama,cuidará de ti y no te culparía si le dieras una lección a esa niña tan soberbia.Yo puedo ir a hablar con el Director, pero no siempre  podré estar contigo. No le permitas a esa niña que te agreda. ¿Entendido?- Y con mi mirada de apenas 7 años  asentí.

De pronto, con un brillo en su mirada mi padre prosiguió:

-Mira hija vamos a aprovechar que tu madre no está. Escucha bien…si ésa niña te provoca, defiéndete ¡pelea…!!!…seguro estará esperando que la tomes de los cabellos como lo hacen las niñas, pero tú  la agarras a puño cerrado….A ver cierra tu puño y trata de pegarle a mi brazo, anda ensaya…eso muy bien ¡puño cerrado…! ¡puño cerrado..!! y  cuando la tengas dominada la pateas en las piernas, la derrumbarás y será toda tuya, ya no le quedarán ganas de andarte molestando.

    Al día siguiente me sentí fuerte y segura. Patricia no era del grupo pero como todas las mañanas antes de llegar el maestro empezaba a hacer su recorrido, era una niña muy fornida, golpeaba a uno, le tiraba las cuadernos al otro, jalaba los cabellos a otra…cuando llegó conmigo, tomó los libros diciéndome:
-Tú y tus libros…corrientes…entonces empezó  a partirlos en dos  tirándolos al piso, llena de coraje y valentía  me levanté y le di una cachetada, hasta después de hacerlo y cuando todos empezaron a gritar “¡pelea, pelea, pelea…!!! me di cuenta de lo que había hecho….En eso llegó el maestro, Patricia salió tocándose la mejilla y su mirada lo decía todo” ACABARÉ CONTIGO”.

      A la salida era seguida por todo el grupo que esperaban una buena función. La turba me llevó hasta un salón vacío, ahí estaba Patricia.

-Ven acá trencitas…
Yo recordaba las palabras de mi padre y envalentonada me dejé ir…lo que no le dije a mi padre ni te he dicho a ti es que Patricia era dos años mayor que yo…muchos centímetros más alta y con muchos  más kilos que yo .

      Me dejé ir sobre de ella y mis manitas pegaban como una maquinita precisa sobre  su estómago…ante la sorpresa de Patricia y el júbilo de todos a los que diariamente molestaba…luego recordé lo que me había dicho papá de patearla y le lancé una patada para derribarla pero ella ganándome en  peso y estatura me tomó de la pierna y dándose de vueltas me arrojó contra la pared, mis compañeros  fueron retirándose lentamente y yo con pajaritos alrededor de mi frente J

      A la casa llegué zarandeada, sucia y con las rodillas raspadas…eso provocó una larga discusión entre mi madre y mi padre…Mamá lo acusaba de haberme mal aconsejado, que la violencia siempre generaba más violencia.Pero, al caer la noche antes de irse a su cuarto, papá volteó a verme mientras hacía a mi tarea y me guiñó el ojo, con una mirada que me decía todo y yo me sentí orgullosa de haberme defendido. 

Curiosamente, al día siguiente Patricia me buscó y ante el asombro de todos me tendió su mano
-¿Podemos ser amigas? Mi padre me ha dicho que es amigo del tuyo….Y 
-Está bien-le contesté rápidamente, oprimiendo su mano.

      Con la pluma en mi mano pude haberte dicho que ese día le gané a Patricia la pelea, que salí cargada en hombros por mis compañeros, pero esto no es una película americana.

      Lo que sí quiero decirte es que el amor de un padre hacia un hijo debe ser de lo más hermoso, deben ser las alas para su vuelo en la edad adulta, debe ser la fuerza y el empuje al enfrentar la vida…pero, no siempre es así, a veces esos  niños que debieran recibir amor, ternura, es en el hogar donde más  maltratados son y reciben la carga de estrés de padres que no saben controlar sus propias vidas… Dios no nos pide perfección, tenemos derecho a ser débiles, a tener miedo, fobias. Pero a lo que no tenemos derecho es a heredarles a nuestros niños temores, derrotas…alas rotas….a eso…a eso  no tenemos derecho.


A VECES

A veces lo sueños se ven tan lejanos
el huérfano viste trajes de ilusión
amores sublimes ¡Se vuelven tiranos…!!
y el miedo oscurece nuestro corazón.

Mas nunca el amor abandone tu vida
extiende tus alas a la libertad
en niños cultiva la fe  y valentía
¡Serán los guerreros de la humanidad…!!!

A veces se vive con tanta inclemencia
y sientes cercana una gran decepción
el alma se pierde por la indiferencia
¡Y dudas seguir en pos de la ilusión.!

A veces las piedras te causan caídas
y sientes perdido ese rayo de sol
que curen los vientos tus alas heridas
se lleven los mares tu llanto y dolor.

Mas nunca el amor abandone tu vida
extiende tus alas a la libertad
en niños cultiva la fe  y valentía
¡Serán los guerreros de la humanidad…!!! 





     No olvides visitar mi blog Presentimientos 






6 comentarios:

  1. Luego de leerlo dos veces y de hacer una profunda reflexión sobre el tema y de haber consultado al respecto en algunos libros y en Wikipedia, Me atrevo a dar humildemente mi opinión.

    MUY BUENO!!! (y me encanta la foto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola El Kronoscopio...!! Me hacen mucha ilusión tu visita y tus palabras ¡Gracias por llegar..!! A mi también me gusta mucho la foto,me recuerda la ternura de mi padre... ¡Abrazos inmensos y dulce beso...!!!

      Eliminar
  2. Maravillosa vivencia la que sale de esa pluma mágica que usted tiene , es ese tipo de vivencias ,que nos hacer pensar en la humanidad ,y en nuestra vida diaria, genial ,especial gracias Presentimientos , gracias Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Isidro,maravilloso tú mi corazón dulce sabor de melón que sigues siguiendo y queriendo mis letras y es que sabes son de mi corazón trazado en tinta ¡Te quieroooooo....!!!! ¡Besitos,mucho,mucho más que infinitos..!!!

      Eliminar
  3. A wonderful entry, reality and both sides of the story. And the poem is something for one who is struggling to keep in mind. Kisses, Maria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Paula, that your visit gives me joy, thank you for coming, hugs and sweet kiss ... beautiful !!! :)

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: