Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 9 de octubre de 2015

LOBA


Noche de Luna Llena. Aquí estoy otra vez, contemplando la luna y las estrellas. Me siento taciturna, noctámbula, volátil. Es hermoso, extraño. En este estado me siento bien. Me siento conocedora, me siento visionaria, me siento oráculo, me siento hacedora, intuitiva, vibrante, en paz conmigo misma. Como si hiciera las paces con mi alma. Todo el misterio que va precediendo a la transformación psíquica inunda hasta el más remoto recuerdo, retrocediendo hasta
 aquel día. Hasta la primera vez. Es todo un proceso de reafirmación con la naturaleza. No comprendo nunca su final, siempre me deja vacía, desprotegida, hasta el siguiente ciclo. En el periodo de plenilunio me siento humana y salvaje, en pleno vigor emocional y físico y también profundamente afectiva y sexual.

Sigo en trance. No tengo percepción de cuántas horas transcurren, pero sí sé que llevo casi toda la noche en vela, me encuentro como ida y soy incapaz de dejar de mirar el satélite blanco.
He leído muchas historias ancestrales acerca de la vinculación del hombre y el lobo, de los hombres y las mujeres lobo con éste, del mito del lobizón, de Lycaón, de la diosa Lupa, de la diosa Diana y otros cuentos mitológicos, solamente para satisfacer mi curiosidad. En contraposición a estos conocimientos, huyo de las connotaciones negativas de las leyendas antiguas. Muy al contrario, el lobo es un animal noble. Con el tiempo he llegado a entender a la perfección su esencia natural y me siento plenamente identificada con ella. Creo que los lobos y las mujeres nos parecemos. Ellos son profundamente afectivos con su pareja y su camada, la mujer no puede repudiar su instinto de protección maternal, y ambos creo que somos intrínsecamente leales y valientes, por lo general. Yo soy como ellos.
Cada viernes de luna llena, paso la noche hipnotizada, con los ojos muy abiertos, escuchando lo que la Luna me cuenta, lo que me transmite su figura, su resplandor. Este ritual me ayuda a encarar mejor los siguientes días. Para comprender todo el misterio que inunda mi transformación extrasensorial he de retroceder a la noche que dormí bajo la luna, completamente desnuda. Desde entonces siento el llamado de su magia.
Poseo rasgos muy bellos y también sobrenaturales. Por ejemplo, tengo la capacidad de curarme rápidamente de mis heridas, puedo moverme aceleradamente, trepar, saltar, muy rápido, y mis sentidos están muy agudizados, puedo oler, ver y oír mucho mejor que cualquier ser humano. También puedo transferir el dolor, aunque mi bondad me hace reprimir esto mismo, y absorver y aliviar el dolor que padecen otras personas. Sin embargo, no tengo de qué preocuparme porque mi alma tiende al bien, al igual que la de los lobos.
También mi aspecto es peculiar. Mis ojos son de un azul intenso, brillante, reflejo de que he llevado una vida inocente, mi pelo es fuerte, tengo mucha fuerza física. Pero jamás he matado a nadie, ni me he comido su corazón, ni he hecho correrías nocturnas en busca de presas, ni he sufrido persecución, ni han intentado matarme con balas de plata. Cuentos chinos. La fuerza sobrenatural que recorre los bosques donde vivo consigue que mi espíritu se transforme esas noches para iniciar el viaje extracorporal.
Gracias al efecto de ciertas plantas del lugar, cuyo conocimiento me reveló un chamán en uno de mis viajes, puedo cambiar la percepción humana hacia la forma animal. A través de fuertes sacudidas en mi estómago y tras notar ligeros zumbidos en los oídos y movimientos en el  paladar, expulso de mi vientre la figura de un lobo conectado por un hilo muy brillante que se sitúa delante de mí a una corta distancia. El trance, me lleva a soñar con todas y cada una de las acciones que ejecutaría un lobo en plena trascendencia de su vida en estado salvaje. Conservo toda la noche, la psicología propia de un estado alterado de la conciencia. Por eso también me considero bruja.
En toda esta etapa, la que precede al inicio de la luna llena y también durante la misma, en la vida cotidiana soy capaz de escuchar los sonidos que son imperceptibles para el oído humano y los pensamientos que mantiene la gente que está cerca de mí. Solo me alimento de carne cruda y de grandes cantidades de sangre y no hago vida social nocturna. A la noche voy a mi habitación y dejo la ventana abierta, para que pueda entrar la luz de la luna a través de ella, mirarla directamente y esperar.
Despues de eso escucho aullidos. Son mis hermanos que se acercan para llevarme consigo hasta la espesura del bosque y perdernos entre los árboles. Ya empieza. Van bajando mis pulsaciones. En poco tiempo perderé la consciencia de lo que hay a mi alrededor y abandonaré la mente propia de una mujer. De hecho, cada vez me cuesta más pensar. Y llegará el momento en que manteniendo los ojos abiertos dormiré como ser humano y despertaré como lobo. Por fin. Dulce licantropía.



La Unión - Lobo Hombre en París


Si os apetece, podéis visitar mi blog: Nuevo Viaje a Ítaca
http://nuevoviajeaitaca.blogspot.com.es/


7 comentarios:

  1. Impresionante relato, que forma de relatar, tus palabras se convierten en gestos, tus frases cobran movimiento y tu imaginación da vida a la escritura, que convertida en lectura nos hace vivir un cuento de hadas, pero.....no durmiedo, sino en el más bello de los despertares. Admiro al Lobo, con el respeto que merece y la condescendencia que necesita. Amo a la Luna pués desde niño la trato como a mi novia, siempre digo que cuando está llena la visto sin nada y cuando está nueva la desnudo del camisón. La Luna, la loba, la noche, perfecto para un maravilloso sueño aterrador.

    Gracias por compartir, me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como buena cáncer y lunática, aparte de que estoy convenvida de que me influyen los ciclos lunares y la Luna Llena y su misterio insondable, siempre me atrayeron las historia, leyendas y mitos ancestrales, los relatos y pelis de terror de hombres lobos y lobizones, del amor lunático y las locuras de plenilunio...
      Por eso he querido transmitiroslo para que también podáis disfrutar conmigo.
      Muchas gracias por tu bonito comentario. También por tratar el tema con tanta buena consideración y al mismo lobo, tan denostado, maltratado y ahora el lobo ibérico autóctono se encuentra en peligro de extinción.
      Un fuerte abrazo de luz de Luna.

      Eliminar
  2. Una maravilla de relato con mucha fuerza me a encantado gracias por traer estas maravillas feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tus palabras, siempre tan amable y colaborador, maravilloso compañero que eres, Isidro. Este relato es de mi blog, es uno de los primeros que escribí y le tengo mucho cariño, porque ya me iba soltando, jeje. Quise impregnarle magia y cándor, espiritualidad, dar una imagen positiva de los licántropos y del lobo, seres que no tienen por qué pertenecer al bajo astral. El imaginario popular y toda la literatura clásica han imbuido su naturaleza de un halo de misterio pero también de malignidad y quería contrarrestarlo.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un abracete

      Eliminar
  3. ¡PRE-CIO-SO Relato Marisa e inmejorable imagen...!!! ¡Es un orgullo compartir de tan buena letra...!!! ¡Besitos linduraaaaaa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy complacida por tus palabras, querida María.
      Pensé que si ponía una imagen grande y exótica, que además fuese un gif, mejoraría la presencia del post. Creo que llama mucho la atención.
      En cuanto al relato, también se pueden escribir historias de hombres y mujeres lobo desde la ternura. A contracorriente, pero bueno, todo es ponerse.
      Un beso preciosa!!

      Eliminar
  4. Marisa, thank you for sharing a well-crafted narrative. I enjoyed its telling in the first person so well that I could feel the moonlight and empathize with some of the feelings described in the story. The connection between humanity and the wolf was clearly expressed. Wonderful work!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: