Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

sábado, 3 de octubre de 2015

Así empiezan algunos libros II

De la sección "Bienvenido nuevo mes literario" de mi blog 


Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al 
levantar un poco la cabeza, veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. 
Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.
«¿Qué me ha ocurrido?», pensó.
 
En este mes de Junio, comienzo del verano, con el sol, el calor y, sobre todo, los bichitos, me ha parecido adecuado saludar la nueva estación con "La metamorfosis" de Kafka.
En realidad, no era esta mi intención. No era uno de los libros en los que había pensado, pero leí recientemente una novela policíaca, "Memento mori" de César Pérez Gellida, y en ella se hace mención a este libro porque hay un personaje que se hace llamar Gregorio Samsa y dice tener una empresa llamada Metamorphosis Software, S. L. De manera que me entraron ganas de hacer un homenaje al escritor, a la novela y, muy en especial, a su terrorífico comienzo.
Leí este libro hace ya... muchos años, tantos que yo tenía veinte y al siglo aún le quedaban unos pocos para morir de agotamiento temporal. 
El inicio del libro me fascinó, me aterró e hizo que casi me lo leyera de un tirón en la librería en la que me encontraba buscando el par de libros que, con mi magra propina mensual, me compraba cada mes. Ni que decir tiene que me lo llevé, no sé si solo o acompañado, pero me lo llevé. Terminé esa misma noche el que estaba leyendo y al día siguiente, comencé con Gregor Samsa y su terrible aventura. Parecerá raro que lo recuerde, pero es que tenía tal ansiedad por empezarlo que estuve a punto de abandonar el otro (cuyo título no recordaría ni aunque me torturaran) y eso entonces para mi, abandonar un libro a medias, era algo impensable.
Disfruté y sufrí con la historia del pobre Gregor Samsa. No recuerdo muy bien el argumento porque es un libro que no he releído (quizás vaya siendo hora de hacerlo), pero me dejó un poso de tristeza por ese individuo, escarabajo carroñero, que paga muy caro el hecho de ser raro, diferente, anómalo en un mundo de seres uniformes; ese individuo que, cuando muere, solo aporta a su familia tranquilidad, alivio y la sensación de que hay algo que celebrar. 
El párrafo (en este caso he querido alargar el comienzo un poco más allá del primer punto) es genial. Aparte del zarpazo inicial de la primera frase que te deja el alma llena de arañazos y costurones, la descripción que le sigue es tan precisa, a la vez que sencilla, que no te queda otro remedio que ir imaginando la escena. Cuando terminas de leer, sabes exactamente a qué tipo de insecto se refiere la historia: no es una avispa, ni un saltamontes, ni una bella e ingenua mariposa; no, es un escarabajo, negro, panzudo y dado la vuelta del revés; un escarabajo inerme en su triste soledad de insecto en un mundo de seres humanos crueles, insensibles y arrogantes. Un pobre insecto perdido en un mundo de incomprensión, tal vez, un trasunto del propio Kafka ante un medio que se le iba poniendo cada vez más difícil. 
En todo caso, escrita en 1912, se trata de una maravillosa metáfora y una premonición de la incomprensible crueldad hacia la que se encaminaba Europa y a la que acabaría llegando varias veces a lo largo del siglo que recién comenzaba.


Te espero en Cuéntame una historia

11 comentarios:

  1. Maravilloso Rosita....Que bonita manera de llevarnos al libro ME HA ENCANTADO tu reseña,para mi las reseñas merecen todo mi respeto,leer un libro,descubrir su profundidad,sus metáforas para después sintetizarlo e invitar su lectura no es nada sencillo,pero además tu lo haces de una manera deliciosa a la vista..¡Felicidades amiga,un orgullo compartir tu talento...!!! ¡Besitos linduraaaaa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Disfruto reseñando aunque a veces pienso que lo hago con demasiado entusiasmo y luego la gente se decepciona con lo que recomiendo. No será este el caso porque Kafka es todo menos decepcionante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena reseña y muy bien escrita. Yo también leí el libro a la misma edad que tu y me impactó. Y me han entrado ganas de releerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también creo que lo releeré porque hace muchos años y va siendo hora de reincidir.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Esplendido maravilloso que bonita manera de escribir gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme, compartir y encima, con esos comentarios!! Ruborizada quedo.
      Un beso.

      Eliminar
  4. A review well-written. I never thought of the prescience of Kafk'a work and European politics and war to come later in the century. Great connection. Thank you, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. No sé si la relación con la Guerra es muy real, pero yo no puedo dejar de encontrarla. Es lo que tienen los buenos escritores, que en sus libros está todo el acontecer humano y se nota.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Tú sí que eres una lectora valiente: meterme con Kafka en pleno verano... A veces se siente la misma angustia de Samsa, patas p'arriba, indefenso, a merced del primer pisotón. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Santander el verano es poco verano y no agobia nada. Al menos a los que llegamos desde la meseta y estamos acostumbrados a otras inclemencias. Así es que Kafka, en cualquier época.
      Un besazo.

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: