Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Un otoño como los de antes


Un otoño con viento, frío y lluvia

Ya estamos en pleno otoño, por fín ha llegado ami tierra la dureza y el romanticismo de una estación símbolo de inestabilidad. El otoño marca el comienzo del duro invierno pero también el final del verano, los áboles se desnudan para dejar caer su vestimenta de hojas, los pájaros se refugian en los nidos para ver pasar la vida ante la inclemencia de la estación, las personas nos asomamos a los cristales de las ventanas al abrigo de los vientos para disfrutar del espectáculo otoñal.




El otoño se convierte así en una estación propicia para los fotógrafos, que congelan instantáneas del follaje y animales que realmente disfrutan del otoño. Las hojas se tiñen de color naranja llenando el suelo del bosque, caminos forestales y jardines. Ciertos animales como zorros, erizos, ciervos y roedores disfrutan del otoño como ningún otro y las setas cubren grandes extensiones de bosque.


Algunas festividades son propias del otoño, entre ellas Hallowen entre los sajones, acción de gracias en américa del norte y el día de todos los santos en españa, por poner algunos ejemplos. El otoño calma la frenética actividad del verano y nos prepara para la entrada del invierno, algunas poblaciones de alta montaña aprovechan para aprovisionarse de cara a la estacion de las nieves porque en invierno están en su mayor parte incomunicados.


A muchos de nosotros nos gusta pasear moviendo con nuestros pies las hojas caídas de los áboles de hoja caduca, los caminos se llenan de anaranjado follaje, y el sonido al pisarlo envuelve a nuestros oídos, nos sentamos en los bancos para ver la suave caída de las hojas y sentir el frío y húmedo aire en nuestros rostros. Observando la naturaleza, el vuelo de los pajarillos y la actividad de las ardillas nos hace sentir en el paraíso, sobre todo cuando estamos ya cansados de la tumbona, arena de playa y broceador del agotador verano.


A los más aventureros nos gustan los paseos por la montaña y los frondosos bosques porque ahí sentimos el otoño en su plenitud, podemos ver zorros, cérvidos y roedores con más frecuecia ávidos para alimentarse o recolectar comida para pasar el invierno de la mejor forma posible.

En el interior de las casas comienza a arder la madera en las chimeneas y lareiras, creando un ambiente agradable en nuestros hogares, atizar el fuego se convierte en una de las aficiones más regocijantes de quienes sacrifican la limpieza por la sensación otoñal que provoca el fuego en los salones. Mirar cómo arden los leños con los ojos fijos en el consumo de la madera a fuego lento nos sumerje en pensamientos que de otra manera no tenemos.


Un café, un silencio, un abrazo y una sonrisa, muchas veces no necesitamos más. Feliz otoño a tod@s!



4 comentarios:

  1. Que entrada más bella Juan Carlos...Una explosión de belleza...Tanto en la reflexión como en sus imágenes ¡Y mira que lindas hojitas cayendo...!!! :) ¡Gracias por compartir...Felicidades y feliz otoño para ti también...!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste María!! gracias por venir,feliz dia!

      Eliminar
  2. Una bella entrada preciosa gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidro que tal de vacaciones!! gracias,buenas noches!

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: