Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

domingo, 13 de septiembre de 2015

UN DAIMÓN ENCONTRÉ




Imagen de la red



EEs innegable que la violencia y la agresión poseen una gran capacidad de hechizamiento. El cine, La TV, los medios de difusión, se aprovechan del poderoso atractivo que ejerce entre nosotros la violencia y nos ofrecen imágenes de detectives muy duros, vaqueros que con sus pistolas se creen dioses, sexo duro, villanos y mentes peligrosas. Así, en los últimos años con las nuevas tecnologías y efectos especiales, se han aprovechado para realizar escenas muy sangrientas -que no son del ámbito de todos los seres terrenales-.
Realmente nunca olvido -cuando viajo- preguntar cual es la zona más peligrosa para caminar de noche, para realizar unas vacaciones con anécdotas positivas y no como protagonistas snobistas. Por eso puedes apreciar que todos los días; los periódicos locales se ensañan en colocarnos imágenes y publicaciones relacionadas con la violencia, día tras día (vende más lo negativo que lo positivo). El hecho de que las estadísticas señalen que la violencia aumenta o disminuye, o de que la violencia es ahora peor que nunca, no tiene demasiada importancia. La cuestión es que estás ahí y nos afecta de un modo muy profundo -sobre todo, cuando te pasa en tus propias carnes-.
Las noticias sobre actos de violencia en las guerras, las calles, los hogares, calan muy hondo en las emociones y en la imaginación y nos revelan que "vulnerables somos". Algunos desde luego, ven una relación entre el momento de las escenas violentas en las películas con la violencia callejera actual. Dan por sentado que si las personas son expuestas a imágenes de violencia, no dudarían en llevarlas a la práctica. Sin embargo esta forma de pensar presenta fallos, porque es obvio que millones de personas contemplan acciones violentas en el cine y no por ello se sienten con impulsos de ponerlas en práctica y que aquellos a los que no les gustan es te tipo de películas no van a verlas para aprender como ser más violentos. Su atractivo reside en otra parte -que luego explicaré-.
Yo soy de una generación, en donde he visto películas de todo tipo, y en mi infancia una de mis series favoritas era "Pipi Calzaz-largas" y no por ello, tanto los de mi generación como yo, nos hemos sumergido en el anacronismo de la locura y anarquía. Es un problema de actitud mental y de encantamiento. Para ello trataré de exponerlo de la forma más sucinta posible:
El encantamiento de la violencia en la típica película de acción apunta hacia un espíritu poderoso que desempeña un papel en la economía de la psique. La violencia no es solo demoníaca sino también daimónica. Un demonio es un espíritu totalmente negativo, pero un "daimon" es un espíritu sin nombre que puede ser bueno o malo. -He ahí la diferencia- . Tratar de caracterizar algo de daimónico es señalar un poder que no es del todo personal, pero sin ninguna duda está presente y le confiere un sentido de influencia dominante, pero no por ello debemos dejarnos llevar por el subconsciente. Por eso las guerras siempre han sido y serán el invierno de las civilizaciones. De ahí que yo también apoyo a los que piensan con toda fe. "HAZ EL AMOR Y NO LA GUERRA".

Quino©
Derechos Reservados

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo Joaquín, el gobierno predica la violencia en los medios y después la persiguen en la realidad, pero no sólo en eso se contradicen los gobien¡rnos, gracias, feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. La predican los gobiernos, los medios de comunicación, las personas que se dejan influir, todo un ejército de humanos que sólo ven en la violencia la justificación de sus paranoias, egoísmos, hipocresía, indiferencia, etc... Intentemos, pues en buscar un antídoto lo antes posible dado que nuestra generación puede verse aniquilada. Imperios y torres más altas ya se quedaron en el camino.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana ya !!!

      Eliminar
  2. Thank you for sharing your posting, Joaquin. I was born in the early 1950s and I grew up during a time of great introspection concerning war and violence and i have come to feel negatively about both. For reasons not known to me, the cinema became more violent after 1970. The advent of video games beyond "Pong" brought human conflict into the arena of personal entertainment and the portability of it in smartphones made blood sport a 24/7/365 thing that is here on demand. And leave it to the news organizations to give ISIL front page news for beheadings and torchings of living beings.

    Unfortunately, all of this has happened before and it is returning to us on a grander scale. The fall of the Roman empire signaled constant turmoil in western Europe, invasions by Norsemen, infighting in the Papal States, conquest by whoever could raise an army, and the diminution of the value of human life. The Middle Ages were no better and the Renaissance brought the 100 Years' War to England and who knows what else to the rest of the world.

    What we are seeing has come and gone before. Maybe this time mass communication can unite all of us in a simple gesture of laying aside our armamants and anger and declaring that we will fight no more.

    Have a good week!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas, Paula. El ser humano siempre busca poder más allá de sus fronteras para secuestrar las ideas de los demás. Por eso la era de Mesopotamia terminó, el Imperio Romano, Atila, Napoleón, Hitler, etc... La pregunta del millón siempre es: por qué necesita el humano someter a los demás? . Si lo miramos es que hay un grado de ambición en nuestro ADN que nos lleva a estos inviernos tan conocidos como las guerras. No se desea prender a vivir en comunidades, en familia, en el bien. Tenemos que ser los gallitos que con gran ignorancia o sin ella destruimos nuestro planeta. Por eso debemos llegar a acuerdos de paz y olvidar ese odio, esa envidia que sólo genera destrucción de uno mism@.
      Muchas gracias por tu aportación y esperemos que la paloma blanca brille en algún instante.
      Abrazos de luz y feliz semana !!!

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: