Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 31 de agosto de 2015

Tardes de domingo de otro siglo

Escrito el
16-IV-1977: 
cuando aún había guiñoles











Mirando el teatrillo de maderas y cuerdas
pienso en las marionetas que cantan suspirando
y golpean sus grandes cabezotas de papel.
Me asustan las historias que nos cuentan.
Las brujas que profanan los sagrados amores;
soldados que se matan en una guerra inútil
dejando a sus amadas llorando la desgracia...
Y los niños se ríen porque el cuento parece
lo real y grotesco que otros han inventado, 
porque ven marionetas en vez de ver personas.
Pero más adelante serán protagonistas.
En el guiñol del mundo solo serán muñecos
que sufrirán historias inventadas por otros
y llorarán entonces lo que rieron antes.
Vendrán días alegres como en todos los cuentos
y hasta podrán creerse el "vivieron felices",
pero más adelante, cuando coman perdices,
la úlcera del mundo desgarrará el relato.
Y cuando tengan hijos, las tardes de domingo,
los llevarán a gozar los encantos de un guiñol.

Te espero en Cuéntame una historia


4 comentarios:

  1. Fenomenal publicación Rosa. FELICIDADES y GRACIAS por compartir.

    ResponderEliminar
  2. una gran publicación gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Que bella descripción nos compartes Rosa ME ENCANTA...Gracias por compartir..!!! ¡Besitos linda..!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a los tres. Son escritos que tienen casi cuarenta años y a los que tengo mucho cariño, aunque creo que su calidad no es excesiva. Os los iré dando a conocer.
    Un beso y gracias por comentar y compartir.

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: