Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 10 de agosto de 2015

Luz de luna

Extraída de Google

Cuando mi calma se pierde, la busco incesante.

En el agua insaciable, su beso no miente.
Y alzo el rostro encarando este lado,
invariable, anhelado, donde saciar acomodo.

Impertérrito el otro, nos esquiva huraño,
evitando su baño, de inaccesible Tesoro.

¿Dónde estás luz de luna, cuándo solo queda espacio?
Cuándo se enquista el letargo, porque tu rostro se esfuma.

Y engaño al olvido,
y mis manos te imploran.
Tú, como juguete prohibido.
Tú, mi inalcanzable señora.

Tú, con tu rostro adolescente, abrupto e iluminado.
Tú, con las aguas enredando en nuestro presente.
Placida virtud como madre paciente.
Admirada y ferviente, es tu pálida luz.

Cuando mi calma se pierde, la busco impaciente.
Y espero somnoliente, volver a verte.
En las aguas tranquilas de este mar inacabado,
pintas con agrado, sobre mis heridas.

¿Dónde estás luz de luna, cuándo solo queda espacio?
Donde queda un sabor amargo, como una vacía cuna.

3 comentarios:

  1. Impresionante poema, sentido, frágil y melancólico. te hemos echado de menos amigo Carlos!! pero veo que vuelves con fuerzas renovadas. gracias por compartir!! abrazo de oso amigo!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Nostálgicamente bello..!!! Pero que sería de un poeta sin la nostalgia...¡ME HA ENCANTADO..!!! ¡Gracias por compartir,veo que las musas no se fueron de vacaciones..!! ¡Besitos y un inmenso abrazo....!!

    ResponderEliminar
  3. un poema precioso encantador saludos cordiales

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: