Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

lunes, 3 de agosto de 2015

La sed

Nublan mis ojos ahora
los fantasmas de la duda,
con sus mantos de penumbra,
nada veo más que sombra. La desdicha y la deshonra,
en mi espalda se acumulan,
mientras la envidia disfruta
del alma que se desconcha. El vino añejo y la hiel
apresando mi garganta,
alimentando la sed, la sed que ni un hombre aguanta:
la sed del atardecer
que el corazón atraganta.

3 comentarios:

  1. Una poesía preciosa con mucha fuerza gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Isidro. El honor es mío porque la consideres así. Mil gracias por compartirlo compañero.
      Recibe un inmenso abrazo mañanero!!!

      Eliminar
  2. Mi querido David de sobra sabes cuanto me gustan tus letras,gracias por compartir,se te extrañaba..!!! ¡Besitos muchtos..!!!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: