Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

domingo, 26 de julio de 2015

Y me hundí


Me encontré entonces, en medio de aquel océano… de rojo carmín y sedoso contacto, de largos besos cálidos como abrazos. Contorno sutil de unos suaves labios, como el sinuoso perfil de la costa que yo amo. Y la amo.

Y me acerqué con miedo hasta los vientos de su voz, abrasantes como el sol, donde susurrarle un te quiero. Apagado pero sincero, tan ardiente como esclavo.



Y nadé hacia ella, cuando me dejó la bruma, de sus cabellos rubios, agitados como la espuma, y bogué perplejo, rodeando su cuello, rumbo a la nuca, cegado por sus reflejos.

Y la brisa me embriagó, cuando me anclé al lóbulo de su oreja, y descanse dormitado, acercando su cabeza.

Y trastornado por el embargo de su aroma, me lance desde ese acantilado, a la altura de su boca, de ese punto clave hasta el vacío plácido de tu fosa. Y me hundí… me hundí… me hundí…

5 comentarios:

  1. Precioso relato gracias por compartir feliz semana saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. ¡Que prosa más hermosa...!!! ¡Me hundí en ella...!!! ¡Felicidades Carlos,estupendo..!!! ¡Besitos y un gran abrazo...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María. Una de mis incursiones en el inspirador mundo de lo pasional de las relaciones.

      Gracias, un enorme abrazo, y feliz día.

      Eliminar
  3. Verdaderamente hermoso escrito! Hermosa referencia al mar 💚 felicidades!!!! Un abrazo enorme Carlos!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: