Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

martes, 14 de julio de 2015

Reflexiones de fortuna

¡Hola! Aquí me encuentro de nuevo, sintiendo unas ganas extremas por escribir hasta el punto de que si no lo haga quizás me vuelva loco... bueno... más de lo que estoy.

Verás, lo que ocurre es que tuve un excelente día, basta una buena charla con mi musa para que me vengan a la mente cientos de temas y todo eso acompañado por una motivación pocas veces vistas, así que en estos momentos soy todo un científico loco del mundo de la literatura, creando cosas nunca antes vistas.

Pero centrémonos y vayamos al tema que nos interesa, verás, ayer mientras miraba una película noté una idea que he visto en otras ocasiones sólo que con unas pocas variantes, va más o menos así:

Una chica conoce a un chico y es casi amor a primera vista (nota personal, hacer reflexión sobre el amor a primera vista), el chico le cuenta a la chica que él es de clase humilde y que no tiene mucho por ofrecerle, ella le responde que nada de eso interesa, que ella lo lo ama por lo que es y no por lo que tiene.

El tiempo va pasando, todo marcha bien pero de repente por esas cosas que ocurren ella se entera que él es en realidad millonario, famoso, de la realeza y/o heredero de una de los más grandes compañías del planeta. Es entonces cuando ella lo enfrenta por haberle mentido y él trata de explicarle que iba a decírselo pero que no había tenido aún la oportunidad.

He notado en este punto que algo curioso ocurre en estas historias y si tu ya las has visto sabes con exactitud a lo que me refiero: Ella se enfurece, no estoy hablando de una ira pasajera sino de una furia capaz de destruir lo que se le ponga en frente, así que decide terminar con él y ya no volverlo a ver (y que se sienta afortunado de haber salido con vida de todo eso).

Claro, al final ella lo perdona y quedan juntos y viven felices (pero sin comer perdices porque esa costumbre ya se perdió), de esa manera concluye la historia en todos los casos que he visto.

No sé si mi manera de pensar es diferente al promedio o no, así que te diré lo que opino y luego tu podrás decirme si soy el único con esa idea, para eso te invito a participar en los comentarios.

Aquí está lo que pienso: Esa reacción es exagerada e ilógica, a ver, si yo me entero de repente que mi novia es millonaria y que me sigue amando igual que siempre, ¿por qué debería molestarme? ¿Tan malo es saber que mi pareja tiene más dinero del que podemos gastar a lo largo de nuestras vidas?

¿Soy alguien interesado y codicioso por algo así? ¡Por supuesto que no! Mis sentimientos hacia ella no cambiarían en lo absoluto, la seguiría queriendo igual que siempre, la noticia de la fortuna no es más que una sorpresa que podría catalogar de agradable, ¿acaso es malo saber que ahora al fin podrás viajar por el mundo como siempre has querido?

Puedo entender que algunos se sientan molestos de estar en una situación similar, ya que se sienten hasta cierto punto engañados por no haberse enterado de algo así desde un principio, pero no creo que sea una molestia hasta el extremo de intentar no volver a hablar ni ver a tu pareja, algo así me parecería exagerado.

De nuevo te recuerdo que esto es sólo mi humilde opinión, bien podría ser que soy el único que piensa así o quizás otros hayan llegado a una conclusión similar luego de ver esas historias, no es cuestión de estar en lo cierto o equivocado, la cuestión es poder escribir y compartir el modo en el que veo ciertas cosas, no importa si tienen sentido o no, al fin y al cabo ya sabes que la lógica no es demasiado frecuente cuando te enteras que quien te escribe tiene un blog titulado Contagiando locuras.

Pero volvamos al tema, no creo que ese secreto sea tan malo, tampoco es como si te dijera una de estas cosas:

  • Que está contigo por interés (o por haber perdido una apuesta).


  • Que está en la lista de los más buscados por el FBI


  • Que es un alien que planea invadir la tierra (cosas más raras se han visto)


  • Que se escapó de algún manicomio y que sospecha que tu seas pariente de pie grande.

Así que en comparación con cosas así o peores, no es tan malo que de un día para otro te enteres de la fortuna de tu pareja, por una vez me gustaría ver una historia más realista (según yo), algo así como:

—Oye, María Cachimira Leoncia Florencia de la Fuente Florida.

—Dime oh Josefano Agapito Godofredo Godines Pánfilo Capuleto Aragancio (¡Ja! Para que vean todos aquellos que decían que era pésimo poniendo nombres).

—Debo confesarte algo.

—¿Qué cosa? No me digas que eres tu el que destruyó mis lentes, por que sigo creyendo de que eso de que hayan hecho combustión instantánea me parece raro, y no ayuda para nada el hecho de que estuvieras bailando con una antorcha en la mano.

—Ya te expliqué que esa es una larga historia..., pero en realidad no es de eso de lo que te quiero hablar,  debo confesarte que en realidad...

—¿Si? Dime, habla con confianza, sea lo que sea lo comprenderé, sólo permíteme encender la grabadora de mi teléfono por si lo que dices puede ser usado en tu contra en caso de tener que testificar.

—Ok..., pero en fin, lo que debo decirte es que no soy quien tu crees, en realidad no soy un tipo de escasos recursos que debe trabajar día y noche sin descanso y que vive en un pequeño apartamento, de hecho soy millonario, tengo aviones, yates, limusinas, casas de veranos alrededor del mundo y autos para cada día de la semana. ¿Aún así me amas?

—¡¡¡Nos casamos pero ya!!!

photo credit: Compromiso via photopin (license)

Bueno, quizás no ese tipo de final, pero si uno parecido, algunos quizás digan que eso no es realista, pero creo que llevarlo hasta el otro extremo tampoco lo es, y ya que estamos en eso también creo que el día lunes debería ser de descanso ya que los domingos pasan con demasiada rapidez, eso no tiene nada que ver con la reflexión, pero quería decirlo, ¿quien me ayuda a recolectar firmas para hacer ese sueño realidad?

El hecho es que las reacciones variarán en cada persona, eso lo entiendo, puede que tu te molestes, puede que te sea indiferente algo así o incluso quizás decidas que es un buen momento para hablar de matrimonio, lo importante es que reacciones tomando en cuenta todos los factores.

Tu que opinas, ¿qué harías ante una situación así? ¿qué opinas de mi talento inhato para crear nombres de personajes? Y por sobretodo, ¿crees que mi propuesta de dar el lunes como día libre puede llegar a tener éxito?

4 comentarios:

  1. Buenos día precioso me ha gustado mucho Felipe Rodriguez feliz martes saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias.
      Feliz martes y saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Bueno Bueno Bueno...........ésta el la historia del príncipe de Zamunda, que cansado de que le tiren flores a su paso se va a trabajar de pizzero para encontrar una humilde dama que le haga felíz y le quiera por ser como es y no por lo que tiene, pero no se si recordais el final de la película, ella termina difrutando del principado de su reino.

    A ver..........Él hizo bién, para encontrar a alguien que te quiera y no tener dudas de que no te quiere por lo que tienes, hay que presentarse como un humilde servidor, eso si lo hablas adecuadamente con ella, lo comprenderá.

    Ahora bién, si ella no te ha propuesto matrimonio antes, y lo propone nada más conocer la noticia......malo, no te cases, porque posiblemente se casará para pasarte a su abogado al poco tiempo y quedarte sin la mitad de la fortuna.

    En mi sincera opinión, si quieres encontrar al amor de tu vida, seas chico o chica, no se puede ir de millonario por la vida. Humildad, imágen de calse media, y ya se lo dirás cuando el o ella, demuestre amor verdadero e incondicional. La vida hay que saber vivirla, no destruirla a cambio de dudas.

    Gracias Felipe, buenísima entrada!! recuerda que pedes incluir un enlace a tu blog personal en las entradas para promocionarlo, abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Así es! Esa fue la película que vi hace poco, la que me motivó a hacer la reflexión, pero han aparecido versiones similares en otras películas e incluso en una breve parodia. Recuerdo ese final, él le dice que si aún quiere puede renunciar a todo eso y ella le dice que no.

    Estoy totalmente de acuerdo, todo debe ser a su debido tiempo y pues creo que el mejor momento para darle la noticia es después del matrimonio, la explicación se daría mientras viajan en un jet privado con rumbo a Francia.

    Por nada, fue un gran gusto poder escribir y publicar la entrada, gracias, lo recordaré.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: