Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

sábado, 25 de julio de 2015

Qué inolvidables segundos

Extraída de Google
La luz conformaba un túnel perfecto, 
alrededor todo era nada.
Insignificante, casi un muñeco,
sentí que un hilo tiraba y tiraba.


El silencio casi abrazaba,
y el túnel más me envolvía.
Su luz mis dedos consumía, 
apenas podía cubrir mi cara.
De repente, la luz fue todo,
engullida quedó la nada.
El hilo tiró de otro modo,
y sentí que mi alma avanzaba.

La luz era de un blanco solemne,
alrededor todo era calma.
Insignificante, casi un pelele,
sentí como algo me anclaba.

El silencio casi embriagaba,
y el túnel desaparecía.
Su oscuridad mis ojos aturdía,
apenas podía asumir que estaba.

De repente, todo era nada.
engullida quedó la luz.
El hilo, su furia destensaba, 
y sentí una agradable quietud.

Ahora vuelvo a palpar la cama,
y mis parpados se abren al mundo.
Solo ese ¡Pib!, ¡Pib!, quiebra la nada,
pero qué inolvidables segundos.





4 comentarios:

  1. un bello poema encantador precioso tirado del hilo de la vida que es el motor de nuestra existencia gracias saludos cordiales, Carlos Suarez

    ResponderEliminar
  2. Mil GRACIAS Isidro por estar SIEMPRE ahí. Un fuerte y afectuoso abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mil GRACIAS Isidro por estar SIEMPRE ahí. Un fuerte y afectuoso abrazo.

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: