Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad


Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

martes, 28 de julio de 2015

Caprichos del destino 9.























Jason se quedó en Barcelona hasta el 4 de enero, que regresó a Londres para pasar la víspera y el día de reyes con su familia. El día 7 de enero volvió a venir a Barcelona, esta vez con gran parte de sus pertenencias, pues ha comprado una casa en la misma urbanización lujosa dónde Ana y Marcos y tienen su preciosa casa. Lo primero que hizo fue enseñarme su nueva casa, todavía por amueblar, y después me llevó a comprar un coche, el BMW 118 de color negro, el cual se empeñó en comprarme alegando que era su regalo de Navidad para mí.

Jason se queda en Barcelona hasta principios de febrero, que empiezan la pretemporada y él y Marcos viajan a Londres. Ana se queda en Barcelona, por primera vez en siete años decide no acompañar a Marcos en la pretemporada. Los chicos vuelan de vuelta a Barcelona todos los fines de semana, hasta mediados de marzo que empieza la temporada. Ana acompaña a su marido pero yo no puedo acompañar a Jason, tengo trabajo del que ocuparme, sobretodo desde que Alicia dimitió el pasado mes de febrero cuando encontró trabajo de lo suyo en un colegio como pedagoga.


Jason y yo hablamos todos los días por teléfono y viene a Barcelona cada vez que tiene un par de días libres, lo cuál no ocurre muy a menudo, solo un par de veces al mes.
Aitor y Alicia han seguido viéndose desde la noche de fin de año y su relación parece haberse vuelto más seria de lo que todos esperábamos, lo cual nos alegra.

Como tengo que ponerme al día en el trabajo ya que aún no me han puesto a otra ayudante y creo que tampoco tienen intención de hacerlo, aprovecho y adelanto trabajo. Reviso los informes de los presos a los que se les ha concedido la condicional en los últimos meses y los archivo. Todo va bien hasta que me encuentro con el expediente de Nelson Figueroa, un preso con una condena superior a 20 años de los cuales no ha cumplido ni 6 meses y tampoco tiene informes por buena conducta. Lo aparto para llevármelo a casa y leerlo completamente mientras sigo revisando informes. Al final del día he apartado diez expedientes, y eso que no he terminado de revisar ni la mitad de ellos.

Cuando llego a casa me doy un baño, pido comida china a domicilio y me acomodo en el sofá para revisar los informes. Los diez expedientes tienen las mismas características: presos de nacionalidad colombiana detenidos en España por homicidios premeditados, con condenas superiores a 20 años de los cuales el que más tiempo ha cumplido es Nelson Figueroa y solo ha estado seis meses en prisión. Una banda de sicarios colombianos, asesinos a sueldo, a los que le conceden la condicional por supuesto buen comportamiento a pesar de que no hay aportado ningún informe al respecto en el expediente. Reviso la firma del fiscal y el juez que han llevado los casos y en todos los expedientes aparecen las mismas firmas: el juez Castro y el fiscal Jorge Espinosa. Está claro que esos dos tienen algo entre manos y pienso averiguarlo.

Al día siguiente termino de revisar y archivar expedientes y me encuentro con otros dieciocho casos con las mismas irregularidades, todos firmados por el mismo juez y el mismo fiscal. Entro en la base de datos desde mi despacho y reviso todos los expedientes archivados en los que han coincidido Castro y Espinosa y los copio a un pendrive para llevármelo a casa. Voy a tener que investigar que tienen en común esos veintisiete presos, el juez y el fiscal.

Tras pasar toda la semana revisando minuciosamente todos los expedientes, llego a la conclusión de que el juez Castro y el fiscal Espinosa son dos funcionarios corruptos, pero necesito poder demostrarlo antes de acusarlos, de lo contrario nadie me escuchará y la perjudicada seré yo.

El domingo 21 de abril, quedamos todos en mi casa para ver la carrera del Gran Premio de Bahérin y todos queremos ver a Jason y a Marcos. Es la cuarta carrera de la temporada y Bjorn Wolf va en primer lugar en la clasificación para el mundial con 75 puntos, seguido de Jason que va segundo con 54 puntos y Marcos tercero con 45 puntos. Los tres han hecho pole en las tres carreras, Wolf ha quedado primero en las tres, Jason segundo y Marcos tercero.

Durante la carrera todos gritamos y nos emocionamos en cada vuelta en la que Jason intenta adelantar a Wolf y cuando lo consigue todos nos levantamos de nuestros asientos y saltamos eufóricos. La carrera termina con Jason primero, Wolf segundo y Marcos tercero, pero la clasificación del mundial no mueve puestos, sigue estando primero Wolf con 93 puntos, Jason con 79 y Marcos con 60.
En la pole veo a Jason sonriendo, más de lo que él suele sonreír en público. Vemos cómo se riegan con champagne para después ser entrevistados. Uno de los reporteros, le hace una pregunta a Jason y presto toda mi atención para escuchar lo que dicen mientras mis amigos bromean y gritan eufóricos:
     -  Ha sido una carrera dura, ha perseguido a Wolf vuelta tras vuelta y ha conseguido adelantarle para hacerse con el primer puesto, ¿hay alguien en especial a quién quiera dedicárselo?

El silencio se hace en mi casa y el corazón se me para esperando a escuchar la respuesta de Jason, que sonríe al otro lado del televisor. Desde enero, han salido especulaciones en programas de televisión, periódicos y revistas sobre que Jason había iniciado una relación estable con una chica de Barcelona y el periodista, un español, ha preguntado lo más sutilmente que ha podido.
     -  Se lo dedico a alguien que estará pegada al televisor rogando que no diga su nombre. - Le contesta Jason al reportero con una maliciosa sonrisa en los labios.
Cómo era de esperar, Jason desaparece de la rueda de prensa en cuanto puede. Nunca le han gustado los periodistas, dice que crean un circo de la Fórmula 1 y debo reconocer que en ocasiones es así.
     -  Eres la envidia de todas las mujeres del mundo. - Me dice Esther divertida. - Si yo estuviera en tu lugar le rogaría para que dijera mi nombre y todo el mundo supiera que tiene dueña, hay mucha lagarta suelta por ahí. ¿Te has fijado en las azafatas que traen el champagne?
     -  Cariño, mejor quédate callada, ¿quieres? - Le sugiere Víctor.
     -  ¿Cuándo regresa Jason? - Me pregunta Aitor.
     -  Mañana aterriza su avión y hasta el jueves día 9 de mayo no tiene que correr, además el próximo Gran Premio es el de España y nos ha conseguido entradas para ver la carrera en Montmeló, así acompañaremos también a Ana. - Les informo y todos quedan encantados.
     -  ¿Tienes ganas de verle, Sara? - Me pregunta Aitor con sorna. - Supongo que estos periodos de abstinencia no son muy buenos para ti.
     -  Siempre puedes buscarte un amante, yo en tu lugar elegirá a David. - Bromea Esther.
     -  Cariño, creo que la que se va a quedar sin sexo vas a ser tú cómo vuelvas a nombrar al vecinito. - Le advierte Víctor a Esther.
     -  ¡Qué celoso, cuñado! - Se mofa Raúl.
     -  Estoy segura de que a Jason le encantará que le repitáis todo lo que acabáis de decir. - Les advierte Alicia, la voz de la cordura entre mis amigos.
     -  Que conste en acta que yo no he abierto la boca. - Digo bromeando con las manos en alto en señal de inocencia. - Yo no tengo nada que ver con lo que aquí se está diciendo.
     -  Oye, ¿crees que si le pido a Jason que me deje probar su coche, lo hará? - Me pregunta Aitor.
     -  Lo dudo mucho. - Le contesto encogiéndome de hombros. - Imagino que esos coches solo los tocarán los mecánicos e ingenieros del equipo, los probadores y los pilotos.
     -  Pues a mí me gustaría conducir uno de esos. - Dice Aitor con melancolía.
     -  Olvídalo, Aitor. - Le aconseja Raúl y añade con sorna. - Con un poco de suerte, te dejará mirar el coche.

Después de ver la Fórmula 1 y comer, todos empiezan a marcharse hasta que me quedo sola. Recojo y limpio el piso, así mañana no perderá ni un solo minuto en hacer tareas del hogar y podré dedicarme única y exclusivamente a Jason, con la excepción de que tengo que ir a trabajar.


2 comentarios:

  1. Un gran relato muy interesante gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Que historia más romántica....Ay,me pregunto si habrá boda...Si Jason deseará quedarse para siempre....Aunque dicen para siempre es mucho cuando hay amor es poco...ESTOY ENCANTADA con tu novela Gracias Rakel por compartirnos tus maravillosas y románticas historias y un muy feliz desncanso... ¡Besitos preciosaaaaa...!!!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: