Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad

Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 17 de julio de 2015

26 de marzo

Largos murmullos se escuchaban en aquel cuarto sombrío, susurros repetitivos de esa voz, ese tono particular que ella conocía muy bien; llenaba cada recoveco de ese lugar.
Se convencía de que no estaba loca, ni que soñaba despierta, pero esos murmullos la atormentaban cada 26, desde que él murió. Su novio.
Aquel fatídico día, 26 de marzo, coincidiendo con su cumpleaños, se vieron involucrados en un grave accidente de tránsito, quedando ella ilesa.
Todo lo que puede suceder con unos tragos de más.
Todo por no pedir un taxi.
Cuando se mezcla la fuerza y el alcohol, todo puede salir mal.Los forcejeos para que no entrara al auto fueron inútiles, él pudo más, y para no quedarse sola, se montó de copiloto.
Lo que comenzó con gritos de pareja, terminó con ambulancias y sirenas.
Hoy, el calendario marca 26, y, desde aquel momento, en su habitación solo se escucha:"Tenías razón, no debí manejar ebrio, te extraño, ¿y tú?"

Enlace a mi facebook: https://www.facebook.com/blogdistantedelarealidad?ref=aymt_homepage_panel

2 comentarios:

  1. Pienso que ella ha quedado trastocada mentalmente desde la tragedia, los murmullos no existen pero ella los olle. Un erro conducir ebrio, pero aún más error es estar ebrio, el alcohol en exceso no da ninguna ventaja al ser humano, la diversión se puede encontrar igual sin el alcohol, las verdades también se pueden decir sereno. Si yo tomo alguna cerveza de vez en cuando, pero no hasta el punto de estar ebrio. Reflexiva entrada Barbara, gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, es un lástima que suceda tanto, no se ha tomado conciencia todavía

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: